Krill (Foto de contexto. Fuente: Nutricion.net)
Krill (Foto de contexto. Fuente: Nutricion.net)

Se expande el uso de krill de la Antártica para salmonicultura

BioMar ha incluido esta materia prima en conjunto con otros ingredientes para optimizar el rendimiento de los peces a través de sus dietas Quick y Qardio.

En octubre de este año, un grupo de clientes de BioMar recorrió el interior de los dos buques factoría de AkerBiomarine, llamados “Saga Sea” y “Antartic Sea”, para conocer el proceso de captura de krill de la Antártica “Eco-Harvesting” -patentado en 2003- y todo el proceso posterior para obtener la harina de krill.

De acuerdo con lo asegurado, esta tecnología utiliza un sistema especialmente diseñado con una conexión directa al recipiente de captura, lo que permite mantener el producto fresco y con sus propiedades nutricionales intactas.

Para que ello ocurra, según lo manifestado desde BioMar, AkerBiomarine realiza una significativa inversión anual en Investigación y Desarrollo (I+D) tecnológico, trabajando de forma colaborativa con instituciones como la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA), el Marine Stewardship Council (MSC) y la filial noruega del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés).

Bajo las normas de estas entidades se obtiene un producto de calidad superior, dado que los lípidos que se encuentran en la harina de krill son aproximadamente un 45% de fosfolípidos, rico en ácidos grásos con alto contenido de Omega 3 EPA y DHA. Además, es una buena fuente natural de antioxidantes (astaxantina) y tiene un mínimo de 56% de proteína, haciendo de este producto uno de los más altos en densidad nutricional.

“El consumo de aceite de krill (obtenido de la harina) como fuente principal de Omega 3 va en aumento y es una de las fuentes más saludables, sustentables y eficientes al momento de adquirir los niveles de este ácido graso requerido por las personas. Su consumo entrega beneficios para, entre otros, el corazón, el cerebro y el ciclo de las mujeres, ya que los fosfolípidos con alto contenido de Omega 3 EPA y DHA que contiene el krill forman parte de manera natural de las membranas celulares, y ejercen funciones antinflamatorias y regenerativas”, argumentan desde BioMar.

Acuicultura

La productora de alimentos para acuicultura de origen danés llevó esos conceptos a los salmónidos dado los beneficios que generaba en las personas y, a través de sus investigaciones, pudo incluir esta materia prima en conjunto con otros ingredientes para optimizar el rendimiento de los peces a través de sus dietas Quick y Qardio.

Su funcionalidad está dirigida a aspectos como mayor crecimiento, mayor rendimiento en planta, una mejor calidad del filete, tanto en firmeza como estructura, y una mejor salud al robustecer el corazón de los peces. Todos aspectos fundamentales al momento de obtener menores factores de conversión y mayor cantidad de filete premium, lo que puede optimizar los ingresos de las compañías tanto en producción como demanda por parte de los retailers, aseguran en BioMar.

El product manager de Agua de Mar de la compañía, Óscar Berrios, afirmó que “no es casualidad que más del 50% de nuestros clientes en Noruega estén usando algún producto que contenga krill en nuestras dietas y cuya tendencia va al alza en Chile. Estos productos que hemos desarrollado en BioMar poseen un gran avance tecnológico de larga data, cuyos resultados están documentados y que hemos podido comprobar en Chile. Como ejemplo, si nos vamos al tema de calidad, un mejor filete puede traducirse en mayor rendimiento en el proceso, mayor resistencia a la manipulación durante el transporte y una duración superior en la góndola de los retailers, tanto en aspecto físico como en tiempo”.

De igual manera, el ejecutivo comentó que los salmonicultores puedan visitar los buques de AkerBiomarine, “es propio de nuestros principios, desarrollando la colaboración a través de toda la cadena de valor, y así juntos podamos contar con todos los argumentos para poder comunicar un mejor relato en la venta del salmón chileno hacia los mercados internacionales. Esta es la forma en que nos gusta trabajar con nuestros clientes, apoyándolos no solo en obtener el mejor rendimiento a través de los productos, sino que acompañandolos en la cadena de valor para una construcción de marca sustentable en el tiempo”, concluyó Berríos.

Temas Asociados