Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
"Karpuj" iniciará sus operaciones a partir de la LIII Expedición Científica Antártica (temporada 2016-2017), ya en curso (Fuente: INACh)
“Karpuj” iniciará sus operaciones a partir de la LIII Expedición Científica Antártica (temporada 2016-2017), ya en curso (Fuente: INACh)

Comienza a operar la primera nave científica del Instituto Antártico Chileno

Su nombre, de origen yagán, significa “albatros de ceja negra”, especie de distribución antártica y subantártica, reconocida por su capacidad de atravesar océanos bajo toda condición de viento y oleaje.

Durante la tarde de este lunes 19 de diciembre, la primera nave científica del Instituto Antártico Chileno (INACh) realizó su navegación inaugural en aguas del estrecho de Magallanes, con la presencia del intendente de la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, Jorge Flies, junto al director del INACh, Dr. José Retamales.

Es que la RS “Karpuj” ya cuenta con todos los requerimientos necesarios para navegar en aguas nacionales e internacionales, incluyendo el océano Austral.

La embarcación fue intervenida para quedar en óptimas condiciones y así navegar con seguridad las gélidas aguas del extremo sur. En esta línea, el Dr. Retamales explicó que es la primera nave que tiene en sus más de cincuenta años historia el INACh. “Estamos conscientes de que es una nave pequeña, pero es la primera nave de estas características que va haber en la Antártica. De todos los países que trabajan en el ‘continente blanco’, ninguno tiene una nave como esta, que permitirá realizar trabajos en aguas interiores en donde otros navíos no pueden llegar”, destacó el investigador.

Además, el Dr. Retamales apuntó que este año les interesa ver la capacidad en fiordos, canales, bahías. “Tendremos que realizar una cartografía nueva, medir nuevos lugares que no se encuentran mapeados. Es un trabajo de largo aliento que tenemos de aquí en adelante”, precisó.

5678-800x532

El jefe del Departamento de Expedición Científica Antártica y líder del proyecto de ingeniería de la “Karpuj”, Félix Bartsch, complementó que “esta lancha nos abre puertas para cubrir ciertas necesidades que tenemos en el Programa Nacional de Ciencia Antártica en la actualidad y nuevas proyecciones de investigación polar marina”.

“Esta es la primera lancha nacional con capacidades científicas polares que se ha hecho íntegramente en Chile. Es, sin duda, un hito para nuestro desarrollo institucional, proyectándose al futuro en la red de plataformas científicas logísticas que queremos implementar”, añadió Bartsch.

A su vez, el intendente Flies comentó que la Región de Magallanes y de la Antártica Chilena es una plataforma de ciencia. “Esta nave le permite a Chile moverse por varias bases científicas antárticas, situación que será única en la Antártica. Sumado todo esto a la pista de aterrizaje, la gran logística del INACh, junto a la Armada y la Fuerza Aérea (FACh), colocan a la región y al instituto a nivel mundial”, afirmó el representante de Estado.

Nave científica Karpuj (Foto INACh)

Gracias al financiamiento conjunto de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt) y del INACh, Chile cuenta ahora con una nave de investigación y apoyo logístico para operaciones en los estrechos Bransfield y Gerlache.

La inversión para la puesta en marcha de la nave llegó a los $1.500 millones, considerando su transformación, equipamiento y costos operativos. Una embarcación nueva hubiera costado, al menos, $2.500 millones.

Su nombre, de origen yagán, significa “albatros de ceja negra”, especie de distribución antártica y subantártica, reconocida por su capacidad de atravesar océanos con un mínimo de esfuerzo, volando bajo toda condición de viento y oleaje.

La RS “Karpuj” tendrá su base en la bahía Fildes (isla Rey Jorge), donde se ubica la base “Profesor Julio Escudero” del INACh. Desde allí, apoyará actividades científicas y logísticas, trabajos oceanográficos en las islas Shetland del Sur (hacia el Bransfield) y el sector noroccidental de la península Antártica, hasta la base “Yelcho” del INACh, y el sector de la isla Petermann.

Nave científica Karpuj (Foto INACh)2

Esta nave permitirá el desarrollo de estudios de oceanografía física y biológica de mesoescala (es decir, en rangos que fluctúan entre 1-100 km), cubriendo bahías, fiordos y mar, así como el desarrollo de transectas en estas áreas.

Algunos de los tipos de muestreos que se esperan desarrollar en la RS “Karpuj” son:

– Toma de muestras de agua de mar y medición con CTD, mediante roseta oceanográfica, hasta los 1000 m de profundidad.
– Toma de muestras de fito y zooplancton, mediante redes de izado vertical, hasta los 500 m de profundidad.
– Toma de muestras de peces demersales y pelágicos, mediante redes de arrastre medianas (tipo IKMT de 1,8 m boca), hasta los 500 m de profundidad.
– Muestreo de sedimentos marinos con draga, hasta los 1000 m de profundidad.
– Desarrollo de transectas a lo largo y ancho de los estrechos Bransfield y Gerlache.
– Estudios con ecosonda de la abundancia de krill y peces.
– Levantamientos batimétricos de fiordos y bahías.
– Apoyo a actividades de buceo.

Desde 1980 a 2013 esta lancha, de 24,5 metros de eslora, perteneció a la Armada de Chile, siendo incorporada al INACh en septiembre de 2015. Fue sometida a una transformación mayor en los astilleros de Asmar Magallanes, tanto en su estructura como equipamiento, para navegar y trabajar en aguas antárticas. Cuenta con un laboratorio seco (4 m2), un laboratorio húmedo (19 m2), para procesamiento y análisis de muestras. También dispone de una ecosonda Simrad multifrecuencias de 38, 120 y 200 kHz, un winche eléctrico con 2.000 metros de cable y una roseta para 12 botellas Niskin de 5 L c/u y CTD con diversos sensores.

“Karpuj” comenzará sus operaciones a partir de la LIII Expedición Científica Antártica (temporada 2016-2017), ya en curso.

"Karpuj" iniciará sus operaciones a partir de la LIII Expedición Científica Antártica (temporada 2016-2017), ya en curso (Fuente: INACh)

Temas Asociados

  • ALEJANDRO CLEMENT

    Muchas felicitaciones al INACH y al país por esta noble inversión científica.