Entre los días 18 y 22 de diciembre, en la ciudad de Punta Arenas, Región de Magallanes y de la Antártica Chilena, el Programa de Descarte Pesquero del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP) desarrolló un taller de estandarización de la recopilación de datos que se realiza a bordo de los barcos fábrica arrastreros y palangreros. Participaron trece observadores científicos, el coordinador de campo e investigador, Cristian Vargas, y profesionales del IFOP.

Un barco fábrica es aquel que puede procesar los peces a bordo. Son de gran tamaño (más de 70 m de eslora) y por ley solo pueden operar al sur de la latitud 47°S (aproximadamente desde la Región de Magallanes). Estas naves realizan viajes que duran de 40 a 60 días. Las especies objetivo de los arrastreros fábrica son principalmente merluza del sur, merluza de cola, merluza de tres aletas y congrio dorado. Por su parte, los palangreros factoría capturan como objetivo merluza del sur, merluza de cola y bacalao de profundidad.

Dada su importancia, en estos barcos se embarcan de uno a tres observadores científicos para realizar actividades de recopilación de datos e investigación. En general, son los observadores de Punta Arenas quienes realizan esta labor. Sin embargo, también apoyan la recopilación de datos observadores de otras regiones.

IFOP_taller descarte en Punta Arenas

“En atención a lo largo de las mareas y diferencias importantes entre las naves, se hizo necesario un proceso de estandarización de la forma en que se recopilan los datos. Esto permite hacerlos comparables”, explicó el jefe del Programa de Descarte, Claudio Bernal.

De igual manera, el representante del IFOP precisó que el trabajo se realizó en base a talleres, en los cuales los protagonistas fueron los observadores, relatando los métodos utilizados en cada una de las naves en que se embarcan.

“El taller permitió conocer en detalle las diferencias operativas entre los barcos, de manera de buscar las formas de adaptar los procedimientos de recopilación a su realidad. Asimismo, se logró un espacio donde se compartió mucha información que no queda en los formularios y que son parte de las vivencias de este valioso grupo de personas”, concluyó Bernal.