El pasado lunes 13 de marzo se dio inicio al año académico del programa colaborativo de la Universidad de Chile (U. de Chile), Universidad Católica del Norte (UCN) y Universidad Católica de Valparaíso (UCV), el que durante este 2017 trae como novedad el desarrollo de un curso-taller enfocado en desarrollar competencias de innovación y transferencia tecnológica y emprendimiento.

Según informó el Dr. José Gallardo, director del Doctorado en Acuicultura de la UCV y académico de la Escuela de Ciencias del Mar, esta última actividad se ha materializado gracias a un trabajo conjunto con la Dirección de Incubación y Negocios de la UCV, que en su primera versión logró convocar a estudiantes nacionales e internacionales de diversos programas de postgrado.

El investigador agregó que “este modelo de vinculación con la sociedad se incrementará en el futuro, puesto que existe una gran necesidad de innovar y emprender en la acuicultura chilena, por lo que ya se está trabajando para realizar, en los próximos meses, un curso-taller de innovación en Puerto Montt (región de Los Lagos)”. Además se espera que esta iniciativa, que se ha ido consolidando en el tiempo, finalice con la incorporación de este como ramo obligatorio del programa.

Entre los relatores del curso figuran Walter Rosental y Sylvio Campos, ambos de la Dirección de Incubación y Negocios de la UCV, y los doctores Marcelo Cortez (Universidad de Santiago de Chile, USACh), Felipe Hurtado (UCV) y Jaime Romero (U. de Chile).

Consolidación internacional

Chile es un referente mundial en acuicultura, lo que ha motivado que profesionales extranjeros pongan sus ojos en nuestro país al momento de elegir programas de postgrado relacionados con el área.

Óscar Maquera, ingeniero pesquero de la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann de Tacna (Perú), es uno de los estudiantes que al momento de decidir donde continuar sus estudios se decidió por el Doctorado en Acuicultura. “En producción de salmones Chile es una de las potencias mundiales, esto es conocido en toda Latinoamérica y es uno de los motivos que me llevó a optar por el doctorado”, puntualizó.

“Estoy muy agradecido de este conglomerado de universidades porque me ha permitido una abertura total de conocimientos, los docentes son de una excelente calidad y con un amplio manejo tanto de la teoría como de la práctica, gracias a los proyectos de investigación en los cuales trabajan”, agregó el profesional.

Por su parte, Ángel Parra, ingeniero en biotecnología de la Universidad de las Fuerzas Armadas (ESPE) de Ecuador, considera que el programa “es muy amplio y, al ser de tres universidades, se pueden adquirir diferentes visiones. Además, la trayectoria de los académicos es algo que no se puede dejar de mencionar. Tienen un alto conocimiento y manejo del área acuícola”.