Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Registro de pesca industrial (foto de contexto)
Registro de pesca industrial (foto de contexto)

Gobierno responde a acusaciones por aumento de cuotas pesqueras

Cuestionan que para especies agotadas o colapsadas la Subpesca haya autorizado el máximo del rango recomendado por los Comités Científicos Técnicos.

“Indignado con el doble estándar del Gobierno”, dijo estar el presidente del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp), Jorge Bustos, tras conocer el informe de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) titulado Estado de situación de las principales pesquerías chilenas, año 2016, que arrojó que de 25 especies evaluadas, seis se encuentran sobreexplotadas y nueve agotadas o colapsadas.

De acuerdo con lo subrayado por el timonel del Condepp, al comparar las recomendaciones de cuotas de captura de los Comités Científicos Técnicos (CCT) y las resoluciones finales de la Subpesca, “se demuestra que en todos los casos para especies agotadas se autorizó el máximo de cuotas, a pesar de las sugerencias de los científicos que apuntaban al mínimo”.

Por su lado, el vocero de la misma entidad, Hernán Machuca, lamentó que la creación de los CCT “solo fueran una buena idea, porque en la práctica recomiendan un rango de captura y finalmente el poder político determina cuánto se entrega”. Así, ejemplificó que en el caso de la merluza común o “pescá”, que pasó de agotada a sobreexplotada, el CCT aconsejó mantener el mínimo de captura de 20.000 toneladas (Acta Nº4 del 8 de noviembre de 2016), atendido los altos niveles de pesca ilegal que la autoridad reportaba. No obstante, la Subpesca en Decreto Nº1076 (15 de diciembre de 2016), aprobó el máximo de 25.000 toneladas.

Más adelante, el Condepp acusó que según consta en los acuerdos de los CCT, para el congrio dorado (stock norte y sur), considerado agotado, se recomendó un rango de captura de 388 a 485 toneladas, en el primer caso, y de 686 a 854 toneladas en el segundo (Acta Nº4 del 8 de noviembre de 2016). No obstante, lamentó la entidad de pescadores artesanales, el Ejecutivo autorizó 485 y 854 toneladas, respectivamente.

Agregaron que similar situación se dio en la merluza de tres aletas (41º28,6 L.S-XII Regiones), también agotada. En este caso, recordó el Condepp, el CCT sugirió un rango de captura entre 6.650 y 8.313 toneladas, en cambio la Subpesca aprobó el máximo (Decreto Nº1076 del 15 de diciembre de 2016). Esto se repitió para los casos de sardina española y anchoveta (XV-II Regiones), anchoveta (V-X Regiones), sardina española (III-IV Regiones) -ver Decreto N°900 y merluza de cola (V-XII Regiones) -ver Decreto N°1036.

“Captura Biológicamente Aceptable”

Consultado por AQUA, el jefe del Departamento de Pesquería de la Subpesca, Javier Rivera, argumentó que las cuotas globales de captura se establecen sobre la base de una estimación de un rango que comprende desde el 80% al 100% de la denominada “Captura Biológicamente Aceptable” (CBA).

“Como su nombre lo indica, la CBA incorpora en su cálculo todos los aspectos de conservación requeridos para que, de ser aplicado el 100%, aún se está en un nivel de riesgo igual o menor al 50%”, subrayó el representante de Gobierno, añadiendo que, consecuentemente, los niveles de captura que se autorizan no pueden superar la CBA y, por esto, conforme al procedimiento, el monto de las cuotas resultantes que se autorizan “contemplan un amplio margen de resguardo para la conservación de esos recursos”.

“El mayor riesgo para la conservación no reside en la cuota que se autoriza, sino en el correcto cumplimiento de esta por parte de todos los pescadores”, añadió Rivera.

Caso bacalao de profundidad

Para el Condepp, la peor situación se dio con el bacalao de profundidad, considerado agotado, porque -según sostienen sus dirigentes- a pesar que el CCT declinó pronunciarse por “carecer de antecedentes concluyentes que le permitieran pronunciase al respecto”, la Subpesca “de igual forma estableció arbitrariamente y solo por información del IFOP (Instituto de Fomento Pesquero)”, una cuota global anual de 1.929 toneladas en la pesquería al sur del 47º L.S. y de 1.736 toneladas para la pesquería al norte del 47º L.S. (Decreto Nº895 del 15 de noviembre de 2016).

Sobre este caso, Javier Rivera de la Subpesca enfatiza que debe aclararse que lo señalado por el comité científico con respecto a la evaluación de stock del Instituto de Fomento Pesquero “fue que no se encontraba en condiciones de juzgar sobre la suficiencia técnica de la evaluación actual presentada por IFOP (página 3, segundo párrafo del Acta de la 4° sesión del CCT-RDAP) debido a que hasta esa fecha no contaba con información del Instituto respecto al progreso (% de la implementación) de todas las recomendaciones y sugerencias emanadas del informe de Revisión por Pares de la evaluación de bacalao realizada en 2015 por el experto pesquero internacional Dr. (Tom) Polacheck”.

Por ello, añadió Rivera, ese Comité indicó posteriormente que no logró alcanzar un consenso para responder la consulta sobre la calificación del estatus actual de este stock por carecer de antecedentes más concluyentes que le permitieran pronunciarse al respecto (página 4, quinto párrafo del Acta de la 4° sesión del CCT-RDAP).

“No obstante lo anterior, ese Comité tiene todos los años a disposición oportunamente todos los antecedentes (informes) existentes respecto de los indicadores relevantes del recurso y sus pesquerías, así como también de la información y metodologías técnicas para estimar su biomasa que sustentan la recomendación de CBA en que se basan las cuotas anuales de captura de este recurso”, concluyó el jefe del Departamento de Pesquería de la Subpesca.

También le puede interesar >> Experto: “Existe el riesgo potencial de que las pesquerías no se puedan recuperar”

Temas Asociados