Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Centro de cultivo de salmónidos (Foto: Alltech)
Centro de cultivo de salmónidos (Foto: Alltech)

[+PPT] Presentan las buenas y malas noticias del plan de mejoras

Respecto de las tres medidas, desde Subpesca destacó que son: INFA aeróbica tomadas en el área de explotación (operación); el productor ha actuado de buena fe producto de la tolerancia en la fiscalización; y el productor se somete al programa de regularización propuesto.

Fechas importantes. (Fuente: Editec)En septiembre del año pasado, el contralor general de la república, Jorge Bermúdez, remitió al ministro de Economía, Luis Felipe Céspedes, y al hoy ex subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, el informe donde se auditó la labor de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) sobre el cumplimiento de las funciones que le encomienda la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA) y sus reglamentos, respecto al desarrollo de la actividad acuícola en las regiones de Los Lagos, de Aysén y de Magallanes, durante los años 2011 al 2015.

En el informe, la Contraloría acusó una serie de faltas en las que habría incurrido la Subpesca. No obstante, el organismo no se quedó de brazos cruzados. Esta institución, junto con el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), firmaron un convenio de colaboración con la Contraloría –dentro de lo que se conoce como “Programa de Apoyo al Cumplimiento”–, del cual derivó la suscripción de un plan de mejora que fue publicado recientemente mediante una resolución (descargue acá el ppt del plan de mejora: Presentación Plan de Mejoras).

Y si bien el pasado viernes 31 de marzo, en Santiago (Región Metropolitana), la autoridad había entregado detalles del plan a ejecutivos de la industria del salmón, representantes de Subpesca y Sernapesca –y en un evento organizado por Acuasesorías– hicieron lo propio ayer miércoles 12 de mayo en la ciudad de Puerto Montt (Región de Los Lagos), experiencia que no se descarta ocurra próximamente en las regiones de Aysén y Magallanes.

Eugenio Zamorano durante su presentación. (Fuente: Editec)El primero en hablar fue el jefe de la División de Acuicultura de la Subpesca, Eugenio Zamorano, quien recalcó que “hoy existe un periodo de transitoriedad para avanzar hacia la tolerancia cero”, fecha que se ha fijado para el próximo 1 de marzo de 2018.

En tanto, la jefe de la División Jurídica de la Subpesca, Jessica Fuentes, fue la encargada de entregar mayores detalles sobre las buenas y malas noticias que considera el plan de mejoras de un total de 15 medidas (solo tres que atañen a la salmonicultura) y que buscan que gradualmente se aplique “la normativa actual, no una nueva normativa”.

Respecto de las tres medidas, Fuentes destacó que son: INFA aeróbica tomadas en el área de explotación (operación); el productor ha actuado de buena fe producto de la tolerancia en la fiscalización; y el productor se somete al programa de regularización propuesto (ver acá minuta de la presentación: Minuta_documento).

Sobre la primera de las medidas, la abogada de Subpesca aseveró que “el próximo año tendrán que estar todos los módulos dentro de las concesiones o, de lo contrario, la Subpesca tendrá que denunciarlos”.

Jessica Fuentes. (Fuente: Editec)En relación con la buena fe, la experta apuntó que se permite un desplazamiento de los módulos en hasta 50 metros, “ya que técnicamente se ha podido justificar esto frente a la Contraloría General de la República”. No obstante, recalcó que a los módulos desplazados a más de los 50 metros “se les aplicará tolerancia cero”.

Junto con entregar ejemplos concretos de cómo operará el plan de medidas (se pueden encontrar en el ppt), Fuentes también comentó una noticia positiva al confirmar que “la revisión del posicionamiento de las INFAs se realizará solo hasta tres años atrás porque es el plazo de prescripción tanto de las infracciones de la Ley de Pesca, como de la Ley de Bases del Medio Ambiente (las que son perseguidas por la SMA)”.

Finalmente, Fuentes recalcó que la Subpesca ha realizado diversas gestiones para, por un parte, cumplir con los requerimientos de la contraloría y, por otro, apoyar el desarrollo de la industria del salmón.|

Temas Asociados