Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Andrés Tagle. (Fotografía: Editec)
Andrés Tagle. (Fotografía: Editec)

Andrés Tagle: “Hoy estamos viviendo una muy buena etapa”

El ejecutivo resalta que en la industria se observan menores mortalidades y mayor peso de cosecha producto de las mejoras productivas, pero también una mejor performance sanitaria y la reducción significativa en la frecuencia de tratamientos.

En mayo de 2016, el ingeniero comercial Andrés Tagle dio un paso al costado del lugar donde trabajó por cerca de 13 años, EWOS Chile. En dicha compañía, donde fue gerente comercial (desde 2004) y gerente general (2010), ya le había tocado vivir toda la batahola  que significa un traspaso de propiedad. En 2013, Cermaq vendía su división de alimento para salmónidos al fondo Altor Fund III y Bain Capital por US$1.088 millones de la época.

Desde que asumió el máximo cargo en EWOS Chile, lideró varios hitos para la compañía. Algunos ejemplos son la adquisición de la propiedad de la salmonicultora de Magallanes, Nova Austral, ser parte del equipo que llevó a cabo la construcción del Centro de Salud de Peces que la compañía inauguró en 2016 en el sector de Colaco y posicionar a la productora de alimento para peces dentro de las 15 mejores empresas para trabajar en Chile (Great Place to Work).

Pero en agosto de 2015 se conoció que el gigante mundial en nutrición animal, Cargill, estaba interesada en ingresar a la promisoria industria acuícola y, para ello, deseaba quedarse con las instalaciones de EWOS. En octubre 2015 la operación se concretó por medio de EUR$1,35 billón y, en mayo de 2016, se hacía pública la decisión de Tagle de alejarse de la compañía. “Fue un buen momento para hacer un cambio y las cosas se dieron de forma natural”, dice el ejecutivo destacando que la entrada de la norteamericana al negocio “es algo muy positivo, ya que es un líder mundial que puede aportar mucho al sector”.

Pero Tagle no se quedó de brazos cruzados y rápidamente encontró en qué utilizar los conocimientos adquiridos. Con el ex gerente comercial de EWOS Chile, Constantino Siderakis, abrieron la oficina Tagle & Siderakis. Situada en Puerto Varas (Región de Los Lagos), la compañía tiene dos áreas. Por un lado se encuentra la realización de asesorías a diversas proveedoras de la industria del salmón y, por otro, la generación de negocios propios, como la próxima puesta en marcha  de Oxysur, proveedora de oxígeno que se ubicará en Puerto Chacabuco, Región de Aysén; o la participación en la propiedad de Aqmarket, plataforma tecnologica que permite a las empresas hacer sus procesos de abastecimiento de forma más eficiente, competitiva y transparente.

En el ámbito personal, Tagle igual está ampliando sus horizontes laborales. Participa en el directorio de América Solidaria y de una exportadora de berries, además de ser director de una productora de salmónidos y una pesquera. A continuación un avance de la entrevista que considera la próxima edición de AQUA.

En general, ¿cómo ve a la industria del salmón de Chile?

Hoy estamos viviendo una muy buena etapa. Precios firmes en el mercado y si bien hay temas por resolver, los resultados productivos de las tres especies son muy positivos.

Adicionalmente, no se observan grandes cambios que auguren un aumento productivo explosivo, tendiendo a tasas de crecimiento más normales y cercanas al 5%. Obviamente que esto hace más fácil proyectar el trabajo desde un punto de vista logístico, comercial y productivo. Todo esto da una mayor certidumbre.

Considerando que la demanda sigue fuerte, y al hacer matemáticas simples, se puede esperar que los precios se mantengan estables, lo que es bueno para la industria.

¿Cómo estos mejores resultados están impactando la situación financiera de las compañías?

Hay dos efectos. La industria había perdido mucha competitividad pero hoy vemos que los centros de cultivo están cerrando con costos más bajos que los registrados hace dos o tres años y que son parecidos a los que tienen sus competidores.

Además, los mejores precios han tenido un efecto muy importante. Hace poco más de un año las empresas estaban perdiendo un dólar o más por kilo y actualmente están ganando dos dólares o más. Entonces, la mayor parte de las compañías están con capital de trabajo para enfrentar de mejor forma sus deudas de corto y largo plazo.

Eso sí, creo que por delante tenemos un trabajo profundo en muchas de las líneas que componen el costo y que nos permitirá ir recuperando la competitividad perdida.

En relación con los costos. ¿Cuál ha sido la clave para disminuirlos?

Las menores mortalidades y mayor peso de cosecha producto de las mejoras productivas, pero también una mejor performance sanitaria y la reducción significativa en la frecuencia de tratamientos.

Por el lado del alimento, el cual representa entre un 50%-60% de los costos de producción de los salmónidos, ha sido clave que el valor de las materias primas ha disminuido en el ultimo tiempo, lo que tiene un efecto neto en el precio de los alimentos.

Asimismo, muchas salmonicultoras han cambiado sus estrategias de alimentación al usar dietas de alta energía. Si bien el precio por tonelada es más elevado, hay grandes mejoras en el FCR y en el crecimiento, lo que se traduce en un beneficio mayor producto de tener más biomasa a un precio por kilo menor. Una mayor velocidad de crecimiento además permite acortar los ciclos reduciendo riesgos y costos operacionales.

La eficiencia en el agua dulce es otro factor a considerar y donde también se aprecian mejoras. Sin embargo, insisto en que hay muchos elementos de la estructura de costos sobre los que se puede trabajar y obtener mejoras importantes en todo el ciclo y que va desde el agua dulce hasta el salmón puesto en la caja.

Temas Asociados

  • John Byrne

    Buena entrevista Andres. Saludos John