Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Roberto Izquierdo, presidente de Invermar (Foto: Archivo Editec)
Roberto Izquierdo, presidente de Invermar (Foto: Archivo Editec)

Presidente de Invermar: “Hemos reestructurado el proceso productivo”

La cosecha de salmón de Invermar alcanzó las 23.873 toneladas en 2016, en comparación a las 11.043 toneladas registradas durante el ejercicio anterior.

Hace aproximadamente dos años que el proceso de adquisición de las acciones de Invermar S.A. por parte de Alimentos Marinos S.A. (Alimar) fue declarado exitoso. La misión de la nueva administración fue primero que todo estabilizar la compañía que estaba en graves problemas de financiamiento y productivos, debido a las múltiples dificultades que debió enfrentar la industria salmonicultora en los últimos años.

De acuerdo con lo sostenido por el presidente de Invermar y también de Alimar, Roberto Izquierdo Menéndez, “hemos reestructurado el proceso productivo buscando una mayor eficiencia y economías, además de recomponer las finanzas que ya no permitían enfrentar los compromisos adquiridos, para lograr la necesaria solvencia financiera y de esta manera alcanzar un equilibrio productivo operacional, y se estimó necesario efectuar un aumento de capital”.

Dicho aumento logró completar el 100% de los US$85 millones propuestos, con lo que la compañía pudo bajar significativamente la deuda con la matriz, “alcanzando un nivel de pasivos acorde con el nivel de necesidades y riesgos de una empresa salmonicultora sana”, aseguró Izquierdo, detallando que la cosecha de salmón alcanzó durante 2016 las 23.873 toneladas, en comparación a las 11.043 toneladas registradas el año anterior (+116%).

Robos

Por otro lado, el timonel de Invermar subrayó que la industria salmonicultora seguirá enfrentado los riesgos de la naturaleza -como erupciones volcánicas que han afectado a pisciculturas y bloom de algas-, además de verse impactada por el cambio climático “que, de ser una amenaza, pasó a convertirse en una realidad con la que debemos convivir”, puntualizó Izquierdo.

Con otro riesgo que el ejecutivo dijo inquietarse “profundamente, es la libertad con que operan bandas de ladrones que con gran impunidad operan atacando el transporte terrestre de nuestras mercaderías y en los centros de acopios y asaltos a los centros de cultivo”. A lo que añadió: “Las autoridades se ven sobrepasadas y con muy poca capacidad de reacción ante esta lacra, y no se ve voluntad política de atacar esta situación, que como en otras áreas productivas, mantiene a Chile sumidos en el temor y un sentimiento de vulnerabilidad frente a los delincuentes”.

Ostiones

Para cerrar, Izquierdo se refirió a la empresa subsidiaria Invertec Ostimar S.A., productora de ostiones en Tongoy (región de Coquimbo), que durante 2015 enfrentó tempestades y eventos marítimos naturales que significaron pérdidas de producción cercanas al 30% de la biomasa estimada, en ese año y como consecuencia de este fenómeno y más relevante aún, una baja cercana al 90% en las cosechas peruanas.

“Perú producía cantidades cercanas a 4.000 toneladas anuales y sus daños en la biomasa son considerables, no sabemos de qué magnitud será la evaluación post inundaciones de esta temporada en el norte de ese país”, concluyó el presidente de Invermar.

Temas Asociados