Cultivo de mejillón gallego (Fuente de foto: Galicia Agraria)
Cultivo de mejillón gallego (Fuente de foto: Galicia Agraria)

En 2016: Ventas de mejillón gallego alcanzaron las 239.000 toneladas

El mejillón cultivado en bateas representa el 96% de la producción acuícola gallega.

(Faro de Vigo) El anuario de acuicultura publicado por la Junta de Galicia (España) referido al ejercicio 2016 deja claro que fue un buen año para el sector, y especialmente para la producción de mejillón (Mytilus galloprovincialis), pues las ventas de algo más de 239.000 toneladas del “oro negro” de las bateas generó más de EUR$109 millones.

Es cierto que los resultados no resultan tan positivos como se esperaba después de un segundo semestre especialmente intenso en los puertos, e incluso se sitúan por debajo de los de 2015, con un descenso del 9% en volumen y del 3% en facturación, pero a pesar de todo puede hablarse de un ejercicio positivo.

Los resultados ofrecidos por la Consejería del Mar detallan que el sector bateeiro bajó de las 264.109 toneladas de 2015 a las citadas 239.251 toneladas de 2016, mientras que los ingresos por ese mejillón descendieron desde los EUR$112 millones a los EUR$109 millones aludidos.

57% de los ingresos

El mejillón sigue siendo el producto estrella de la acuicultura marina en Galicia, pues representa casi el 96% de las 250.141 toneladas de producto vendidas y casi el 57% de los ingresos, que para el conjunto de productos acuícolas se elevaron hasta los EUR$192 millones.

Para entender mejor la importancia de la producción de este molusco puede decirse que en 2016 se vendieron 242.467 toneladas de bivalvos, por lo que esas 239.251 toneladas de mejillón despachadas dejan muy poco margen para especies como la almeja japónica (1.260 toneladas), la babosa (249), la fina (260 toneladas), berberecho (768), ostra (359 toneladas de plana y 312 de rizada) y volandeira (cien kilos).

Ni siquiera la producción de peces puede hacer sombra al mejillón, ya que dicha familia alcanzó “únicamente” las 7.673 toneladas, destacando la producción acuícola de 7.213 toneladas de rodaballo, junto a cantidades testimoniales de lenguado (262 toneladas), besugo (178) y salmón (cinco toneladas).

Anecdóticos resultan los 871 kilos de cefalópodos (pulpo) y 75 kilos de gasterópodos (oreja de mar).

En cuanto a las facturaciones, los EUR$109 millones obtenidos por el mejillón de las bateas gallegas representan buena parte de los casi EUR$135 millones totales por la comercialización de bivalvos, mientras que la venta de peces de acuicultura arrojó un resultado de EUR$57 millones.

Presione aquí para ver la nota desde su fuente original en Faro de Vigo.

Temas Asociados