Con un stand de 481 m2, Chile se encuentra participando en una nueva versión de la feria más importante de productos del mar de Europa y del mundo, Seafood Expo Global, que se realiza entre este martes 25 de abril y el próximo jueves en la ciudad de Bruselas, Bélgica. En la oportunidad, 28 empresas productoras chilenas están mostrando sus especialidades en pescados, mariscos y crustáceos como salmón, merluza, mejillones, centolla, entre otros.

En detalle, en el Pabellón Nacional participan 24 compañías. Estas son: Camanchaca, AquaChile, St. Andrews, Australis, Blue Shell, Friosur, Integra Chile, Nova Austral, Pesquera Catalunya, Ventisqueros, Mejillones América, Pacific Gold Farm Raised Chilean Mussels, Salmones Pacific Star, Salmones Aysén, Blumar, Marine Farm, Orizon, Sea Garden, Fiordosur Group, Landes, Foodcorp Chile, Geomar Gourmet Seafood, ACME Chile y Pesquera Villa Alegre.

Mientras que las otras cuatro firmas chilenas que son parte de la feria, pero con stands propios, son Multiexport, Invermar, Agrosuper (Los Fiordos) y Comtesa.

Inauguración

La feria fue inaugurada este martes por el embajador Raúl Fernández, además participaron el subdirector internacional de ProChile, Rafael Sabat; la representante comercial de Chile en Bélgica, Susana Véliz; y empresarios del sector. En la instancia se realizó el corte de cinta y se instó a las compañías a seguir participando en este tipo de ferias, ya que es uno de los lugares más importantes para reencontrarse con sus clientes y generar nuevos contactos de negocios.

«Los compradores extranjeros aprecian la estabilidad política y su logística en exportaciones, la tecnología aplicada a los procesos de producción y su extensa red de 26 tratados de libre comercio con 64 economías. Esto se nos vuelve palpable en una feria como la Seafood Expo Global, donde nuestro país destaca por la calidad de sus productos y donde vemos el interés de los importadores por hacer negocios con las empresas chilenas», destacó Rafael Sabat.

Las actividades de Chile en la feria contemplan, además, una actividad de networking llamada «Chilean wine & food evening in Brussels», en la que los exportadores presentes podrán reforzar sus lazos con importadores locales y de otras partes de Europa.

Uso de antibióticos

Si bien los productos del mar chilenos destacan por haber sido cultivados en las prístinas aguas del sur del país, en el último tiempo el salmón ha debido enfrentar cuestionamientos por la utilización de antibióticos por parte de la industria. Esto, con el objetivo de combatir fundamentalmente la Septicemia Rickettsial Salmonídea (SRS), una bacteria endémica que provoca pérdidas superiores a los US$800 millones anuales para los salmonicultores locales.

Y precisamente para evidenciar los lineamientos que se están asumiendo para garantizar inocuidad, tanto productores como autoridades han querido reiterar el mensaje a los importadores y consumidores.

Desde el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) enfatizan que el sistema de control de uso de químicos en la producción de salmones es robusto, dado que se inicia en la etapa de producción de agua dulce, es decir cuando la ova se transforma en alevín. Desde ese momento, la entidad fiscalizadora toma muestras oficiales para la detección oportuna de sustancias no autorizadas o prohibidas, y esto se complementa con los controles específicos que también realiza la autoridad para el control de uso de antibióticos.

Lo anterior se replica en la etapa de producción en mar, por lo tanto, según aseguran en el Sernapesca, hay un control muy estricto tanto de contaminantes, como de residuos de antimicrobianos.

«En Chile los fármacos están estrictamente reglamentados: primero deben ser autorizados por el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) que realiza una evaluación muy exhaustiva, y luego el control de su uso está a cargo del Sernapesca. Todos los fármacos antimicrobianos deben ser utilizados con prescripción médico veterinaria (PMV), por lo tanto están avalados por un profesional competente; no se permite el uso preventivo, solo se autoriza su uso con un diagnóstico clínico o de laboratorio, y además, nuestra fiscalización está enfocada a corroborar que el fármaco se usa en las condiciones en que se autoriza y que la información que entregan los centros de cultivo es fidedigna», detalló la jefa de la División de Acuicultura del Sernapesca, Alicia Gallardo.

Junto con garantizar la inocuidad, el Estado también ha presentado nuevos programas para reducir el uso de antibióticos y así obtener un salmón que sea considerado sustentable. El más reciente: el «Plan Magallanes».

Lea >> Sernapesca: «El salmón de Magallanes es de mucho mejor calidad que el de Noruega»

Relacionado >> Hendrix Genetics: «Las proyecciones del salmón en Magallanes son fantásticas»

Principales exportaciones

Las exportaciones de la industria de productos del mar de Chile crecieron un 6% el año pasado, pasando desde US$5.000 millones en 2015 a US$5.398 millones en 2016 y los principales destinos fueron Estados Unidos, Japón y Brasil. En cuanto a las especies más exportadas, estas fueron salmones (US$3.848 millones), mejillones (US$177 millones) y jibia (US$117 millones).

En el caso de Europa, las exportaciones de productos del mar en 2016 alcanzaron los US$973 millones, un 4% más que en 2015 cuando llegaron a los US$935 millones. El viejo continente tuvo entre sus principales destinos a Rusia, España y Francia, y los productos más enviados fueron el salmón (US$ 570 millones), mejillones (US$ 122 millones) y merluza (US$ 72 millones).

«La demanda de productos del mar se encuentra en un crecimiento constante, lo que genera mucho interés del mundo en conocer más de nuestros productos, sobre todo si estos son cultivados y/o capturados de una manera sustentable. Esta feria es una gran instancia para darlo a conocer y generar un mayor crecimiento en nuestras exportaciones», concluyó la representante comercial de ProChile en Bélgica, Susana Véliz.