El “Tata Inti” (nombre en quechua del Sol) se convirtió en el mejor aliado de los pescadores de Arica, pues con el objetivo de aumentar sus condiciones de seguridad en sus faenas, trece dueños de embarcaciones artesanales instalaron paneles solares fotovoltaicos para el funcionamiento de sus equipos de comunicación y siete paneles en los sectores de ventas.

Se trata de un importante adelanto para los trabajadores del mar, porque ante una emergencia eléctrica -como pudiera ocurrir por la humedad- tienen la posibilidad de que el panel solar cargue la batería, la radio de emergencia y las luces, entre otros aparatos.

De igual manera, cuentan con 15 mesones de acero inoxidable que mejoran la calidad sanitaria de los recursos marinos que se venden en la caleta de la capital regional y también recibieron capacitación para el funcionamiento y mantenimiento básico de los paneles solares.

Esta iniciativa fue financiada con el Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) del Gobierno Regional (GORE) de Arica y Parinacota y del Fondo de Administración Pesquero (FAP) de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), por un monto cercano a los $17 millones, para disminuir los gastos operacionales de los armadores.

El proyecto, que nació por idea del Sindicato de Pescadores Artesanales de la Caleta Arica, aumentará la seguridad en las zonas de pesca, así como en los locales de venta de pescados y mariscos al mismo tiempo que verán mejorada su calidad de vida, colaborando también con la conservación del planeta.

El presidente del Sindicato de Pescadores Artesanales de Arica, Luis Pavez Camus, dijo que es una “felicidad enorme” haber cumplido con este anhelo pionero que hoy quiere ser replicado por sus pares del resto del país y de otras embarcaciones locales.

“Tenemos otras ideas innovadoras, como la creación del Santuario de las Tortugas Verdes; el cambio de anzuelos para evitar que sean tragados por las tortugas y otras especies; traer todos los residuos plásticos de vuelta al puerto, al zarpar; entre otros”, precisó el dirigente.

La intendenta de Arica y Parinacota, Gladys Acuña, valoró que junto a la nueva tecnología que se implementó en los botes, se conectarán paneles solares a los locales de venta de sus productos disminuyendo costos para los pescadores. “Esta es una iniciativa innovadora y pionera a nivel nacional, en donde se busca, justamente, potenciar y utilizar este recurso natural que nosotros tenemos en Arica, como es el Sol”, subrayó la máxima autoridad regional.

Por su parte, el director zonal de Pesca y Acuicultura, Marco Soto, precisó que el proyecto fue presentado por los propios pescadores artesanales y por lo mismo, “se acogió y financió porque permitirá además, ahorrar energía eléctrica, y en una segunda etapa, se espera que más pescadores artesanales resulten beneficiados con esta nueva tecnología”.