Foto gentileza: Gobierno de Chile
Foto gentileza: Gobierno de Chile

Pesca y Acuicultura es uno de los ejes del nuevo Plan de Acción Nacional de Cambio Climático

El Gobierno de Chile presentó el nuevo Plan de Acción Nacional de Cambio Climático que aborda este fenómeno desde la adaptación, mitigación, medios de implementación y gestión a nivel regional y comunal, a través de 16 objetivos específicos y 30 líneas de acción, que se materializan en 96 medidas.

Hasta el Embalse Los Aromos, en Limache, región de Valparaíso, llegó este miércoles 12 de julio la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, junto a los ministros del Medio Ambiente, Marcelo Mena, y de Obras Públicas, Alberto Undurraga, para presentar el Plan de Acción Nacional de Cambio Climático (PANCC) 2017-2022, el cual responde a una promesa del Programa de Gobierno y a dar cumplimiento a los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París, que comprenden una reducción de las emisiones de CO2 en 30% al 2030; fomentar energías renovables no convencionales; impulsar una ley de eficiencia energética; reforestar 100.000 hectáreas de bosque, principalmente nativo; desarrollar planes de descontaminación atmosférica; e implementar impuestos verdes a las emisiones para industrias y automóviles.

“El cambio climático es, tal vez, el mayor reto que enfrenta la humanidad, por sus efectos devastadores, por sus implicancias, que son planetarias; además y, sobre todo, porque cuanto estamos hablando de daños, estamos hablando de daños que, en su mayoría, son más bien irreversibles”, enfatizó la gobernante. Y agregó que “en Chile sabemos esto y a un costo altísimo. Los récords en lluvia, sequía, incendios, altas temperaturas, no son fenómenos que vemos a la distancia: son efectos que nos golpean directamente en la agricultura o la ganadería, en la desertificación que avanza o en los glaciares que retroceden, en las violentas marejadas, que además han destruido parte importante no solo de la costa y el borde costero, también el borde marino, en la alteración de su ecosistema. Entonces, ha tenido un daño importante en las vidas humanas y también animales”.

El Plan de Acción Nacional de Cambio Climático cuenta con 16 objetivos específicos y 30 líneas de acción que se materializan en 96 medidas, divididas en cuatro ejes de acción: adaptación, mitigación, medios de implementación y gestión del cambio climático a nivel regional y comunal. En su elaboración participaron 20 instituciones públicas y se realizó una consulta ciudadana en la que se recogieron más de 1.200 observaciones.

aim4097-660x462

Entre las principales medidas, se elaborarán nueve planes sectoriales de adaptación al cambio climático. De estos, cuatro están implementándose: los del sector Silvoagropecuario, en Biodiversidad, para Pesca y Acuicultura y del sector Salud. Además, se reforzará la red de estaciones de monitoreo de la Dirección Meteorológica de Chile, incorporando las principales variables climáticas, para desarrollar modelos predictivos y detectar de manera oportuna posibles amenazas, y se generarán mapas de vulnerabilidad climática, para apoyar toma de decisiones en los territorios.

Asimismo, se llevarán a cabo acciones de mitigación, como la reducción del consumo de energía en edificaciones, climatización y otros; el aumento de los estándares de eficiencia energética en transporte y uso de buses menos contaminantes; y el incremento de la participación de energías renovables, entre otros. También, se forestarán 140.000 hectáreas, principalmente con especies nativas, se creará un Código de Construcción Sustentable para viviendas y se destinarán más recursos para parques y plazas.

Pesca y Acuicultura

En lo relativo a materia pesquera y acuícola, el plan de acción nacional destaca, entre otras cosas, que la captura de anchoveta podría verse incrementada si la temperatura superficial del mar (TSM) disminuye en 0,02°C/año pero ocurriría lo contrario si aumenta en 0,034 o 0,025°C/año (Yáñez et al., 2014). De igual manera, se esperan leves disminuciones (alrededor del 5%) en las capturas de la pesca con palangre del pez espada si la TSM aumenta entre 1,0 y 2,3°C hacia el año 2050 (Silva et al., 2015).

“El cambio climático podría reducir significativamente la capacidad reproductiva de peces pelágicos (anchoveta, jurel, sardina) en la surgencia de Humboldt (Brochier et al., 2013). Según Fuenzalida et al. (2007), el nivel medio del mar se incrementaría entre 5 y 10 cm al año 2050 y entre 12 y 28 cm al año 2100″, sostiene el plan en términos pesqueros.

Sobre la acuicultura, subraya que es posible que el cambio en el nivel del mar no tenga efectos directos sobre los recursos cultivados, pero sí sobre los centros de cultivo, por cambios de la salinidad de las aguas estuarinas. Además, es factible que dicho efecto favorezca la incidencia de plagas y/o enfermedades en los centros de cultivo.

Para más detalles descargue aquí el nuevo Plan de Acción Nacional de Cambio Climático.

Institucionalidad

En cuanto a los medios de implementación, se elaborará un proyecto de ley que fortalezca la institucionalidad para el cambio climático; un grupo permanente de expertos y representantes de todos los sectores, para proponer medidas concretas para enfrentar el fenómeno; una política sobre cambio climático para el sector Defensa; un comité científico, para asesorar al Estado en la definición de políticas en esta área; un programa nacional de educación en la materia; y que se incluya este enfoque en los fondos públicos para investigación científica de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).

Y para la gestión del cambio climático a nivel regional y comunal, se fomentará la investigación en universidades y centros de investigación locales y se elaborarán planes de acuerdo a la realidad de cada territorio para enfrentar los cambios climáticos de manera resiliente y sustentable, como por ejemplo para Isla de Pascua.

aim4336-660x439

La jefa de Estado recordó que este plan se suma a las medidas que ya se han tomado, como la construcción de embalses, la creación de parques marinos, que han llevado a triplicar la superficie marina bajo protección oficial, la instauración de la Red de Parques de la Patagonia, con lo cual tendremos un pulmón verde de 4,5 millones de hectáreas y la promoción de energías renovables no convencionales.

“Está en nuestras manos tener un Chile mejor preparado para los efectos del cambio climático; y frente al cambio climático, respondemos con acción climática”, afirmó.

Finalmente, la Presidenta Bachelet recalcó que “a la dura realidad del cambio climático, tenemos que ofrecer una realidad de soluciones” e hizo un llamado a cada uno de los chilenos a comprometerse con esta causa: “este no puede ser un esfuerzo que dure un ratito, tiene que ser un esfuerzo persistente, sostenido, en que la voluntad de cambios no dependa de unas pocas personas, sino que se integre orgánicamente en el funcionamiento del país. Y, por cierto, en nuestra cultura, porque hasta las decisiones individuales y personales frente a muchas de estas cosas, influyen si uno está contribuyendo a que el cambio climático se acelere o no. No hay alternativa; es lo inteligente, es lo solidario, es lo urgente”.

Temas Asociados