Molestia existe en la pesca artesanal por la que -dicen algunos de sus dirigentes- es “ineptitud” del Gobierno para enfrentar la pesca ilegal.

Así lo tildó el vocero del Consejo Nacional de Defensa del Patrimonio Pesquero (Condepp), Hernán Machuca, quien criticó la entrega del “Sello Azul” a las empresas Landes y Camanchaca, mismas con las que el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) mantiene o mantuvo litigios judiciales por no acreditar origen legal de la harina de pescado que procesan.pagó una multa

“El Gobierno es a lo menos inepto al certificar pesqueras que ellos mismos persiguen judicialmente; y más grave aún es que quien premia sea el mismo que sanciona”, subrayó Machuca.

Según consta en los registros judiciales citados por la Condepp, Landes, con fecha 28 de marzo de 2017 (Rol 139-2016 de ingreso al 2º Juzgado Civil de Talcahuano), pagó una multa de 200 UTM ($9.273.600) por procesar recursos hidrobiológicos sin acreditar su origen legal (a la derecha el documento).

En tanto, Camanchaca Pesca Sur S.A. (Rol C-41-2016 de ingreso al 1º Juzgado Civil de Coronel), aún mantiene un juicio abierto debido a que el Sernapesca apeló a una resolución de primera instancia, proceso que entraría a la corte de apelaciones respectiva.

De acuerdo con el sitio web del Sernapesca, entre los requisitos para obtener el “Sello Azul” está, entre otros, el no tener denuncias judiciales vigentes por infracción a la Ley General de Pesca y Acuicultura (LGPA) y no tener sanciones en los últimos doce meses por infracción a la normativa pesquera.

“Es una irresponsabilidad de las autoridades prestarse para este juego”, puntualizó por su parte el presidente de la Federación de Pescadores Artesanales de la Región del Biobío (Fedepes), Rosendo Arroyo.