Fuente: Veterquimica
Fuente: Veterquimica

Programa IPE-VAC®: Veterquimica, creando el mejor smolt

La farmacéutica se ha propuesto ayudar a los salmonicultores a contar con smolts más sanos y fuertes, que resistan de mejor forma su ingreso al mar. A través de un programa de control del IPN que contempla apropiadas recomendaciones de vacunación.

Desde hace diez años que Veterquimica viene comercializando con éxito en la industria salmonicultora local IPE-VAC®, una vacuna inactivada que se aplica vía inmersión y que está indicada contra la Necrosis Pancreática Infecciosa (IPN). Durante la última década, más de 1.000 millones de peces han sido tratados con esta alternativa, lo que ha contribuido a controlar la enfermedad.

“Los brotes de IPN han disminuido drásticamente en los últimos años. Aquí ha sido significativo el aporte de nuestra vacunaIPE-VAC®, así como las mejoras en bioseguridad que se han incorporado en las pisciculturas, incluyendo en los últimos años ovas resistentes a la enfermedad (QTL-IPN)” comenta Pablo Berner, gerente del Área Peces de Veterquimica.

Un buen programa de bioseguridad y vacunación arroja excelente protección contra el IPNv aunque, debido a la resistencia del virus, debe estar siendo continuamente monitoreado por su alta persistencia en el medio ambiente acuático. A través de la genética también hay mejora, siendo más resistente al IPNv. Sin embargo, “una estrategia de control eficiente del virus a largo plazo necesita que se complemente con vacunación, ya que la protección del pez contra la enfermedad debe ser siempre vía inmunización”, expresó en abril pasado el inmunólogo Dr. Harold Oliva durante un seminario realizado en Pucón por Veterquimica.

Es por eso que Veterquimica lanzó durante el primer trimestre de 2017 el “Programa IPE-VAC®”, el cual ayuda a la prevención de brotes de IPNv en salmónidos mediante un análisis de riesgos ajustado a la realidad productiva de cada piscicultura. “Bajo este programa se analizan distintos factores de riesgo, donde se incluyen aspectos como el historial clínico del centro de cultivo, origen genético, densidad, oscilaciones térmicas, presencia de patógenos inmunosupresores (BKD), ingresos de lotes de otro origen, estrategia productiva, all in-all out, recambio en especies de cultivo, turbias recurrentes, bioseguridad deficiente y calidad del agua”. En  su exposición en el mismo seminario, el gerente de I&D de la compañía, Samuel Valdebenito, expuso que “la producción en agua dulce tiene distintos niveles de riesgo de infección por IPN y, por lo tanto, es necesario evaluar y reducir la probabilidad mediante planes de vacunación diferenciados”.

El ejecutivo recuerda que la resistencia genética es complementaria a las vacunaciones, porque el virus IPN tiene varios mecanismos de entrada a las células y contiene enzimas diseñadas para inducir mutaciones y lograr infectar al pez. “La historia nos muestra cómo éste ha cambiado, por ejemplo, de especie, afectando en un principio solo al salmón Atlántico y, luego de varios años, pasando a trucha y al salmón coho, estando siempre presente en la industria”, agregó Valdebenito.

¿Cómo funciona el programa?

Para definir el nivel de riesgo de una piscicultura, “nuestros profesionales, en conjunto con el equipo de salud de cada empresa, evalúan estos riesgos y se diseña una estrategia de vacunación acorde a esa realidad y se entrega la recomendación sobre el uso y aplicación de aplicar IPE-VAC®. Luego, a cada programa de vacunación, se le realiza un seguimiento mediante medición de respuesta inmune específica contra IPN y otros análisis y con ello se valida este programa”, expresaron desde la compañía.

Como parte de este trabajo de evaluación de riesgo se ha realizado una catastro a 26 pisciculturas, seis de recirculación y 20 de flujo abierto, en las cuáles hay diferentes resultados, encontrándose que el 50% de ellas tienen factores de riesgo alto. “Es ahí donde tenemos que trabajar para implementar nuestro programa y evitar la propagación del virus IPN”, aseveró Berner.

“El objetivo final del programa IPEVAC 2017 de Veterquimica es avanzar hacia la producción de un mejor smolt, de modo que en la etapa de agua mar ingresen peces saludables que permitan que la industria progrese y logre ser más competitiva y sustentable”, dijo Pablo Berner. El profesional llama a los productores a aplicar este programa y a confiar en las propiedades de IPE-VAC®, vacuna que ha tenido un masivo uso en el sector y con resultados más que comprobados.

Trayectoria de la empresa

Veterquimica es una compañía que nació en 1969 con el objetivo de formular y producir suplementos vitamínicos y minerales para alimentación animal. Después de 48 años, la firma hoy tiene actividades en cuatro áreas de negocio: Salud Animal, Nutrición Animal, Higiene y Bioseguridad y Laboratorio de Servicios. Para la industria acuícola, la firma provee soluciones de salud, bioseguridad y nutrición para todas las etapas de producción, incluidas las plantas de proceso, con marcas reconocidas como Ipevac, Flavomune, Rickemune, Terrivet F-200, Duflosan L50, Duplalim, Tonalim, Daclor y BZ -20, entre otras.

 

Veterquimica

Temas Asociados