(El Mercurio) El nuevo aumento en el plazo promedio de pagos a las pequeñas y medianas empresas (pymes) volvió a encender las alertas y críticas a nivel político, y también gremial.

“El Mercurio” reveló este jueves 27 de julio, según el Ranking de Pagadores que elaboran la Bolsa de Productos y la Asociación de Emprendedores (ASECh), que el período medio de cumplimiento con los proveedores pymes por parte de los grandes compradores -en su mayoría, grandes empresas- llegó a 55 días en el segundo trimestre de este año. Esto implicó una mejora marginal de apenas un día en relación al primer trimestre de este año, pero a la vez un incremento de once días frente a los 44 días registrados en el mismo período del año pasado.

Ante esto, el presidente de la Comisión de Economía del Senado, Eugenio Tuma (PPD), pidió al Gobierno darle urgencia al proyecto de ley -que impulsan él e Iván Moreira (UDI)- que busca agilizar el pago oportuno a proveedores de productos y servicios efectuados por ellos.

La iniciativa establece, en lo medular, que las empresas que se retrasen en sus pagos deberán pagar intereses, y si este supera los 60 días, se deberá pagar el interés máximo convencional.

Queda “claro que las empresas no mejoran su conducta de pago, lo que implica que financian parte de sus operaciones con el capital de los proveedores. Esto profundiza la asimetría entre las grandes empresas y las de menor tamaño”, advirtió.

Tuma criticó también al gran comercio por, además de la demora en el pago oportuno de las facturas, los descuentos que aplican por mermas o liquidaciones, según reveló el propio informe de la Bolsa de Productos y la ASECh. El legislador anticipó, de hecho, que propondrá prohibir estos descuentos en las transacciones de facturas, ya que “debilitan una operación que es importante para el financiamiento y flujo de las empresas de menor tamaño”.

A su vez, el senador Moreira, miembro de la Comisión de Economía de la Cámara Alta, informó que la sala del Senado votará el próximo miércoles el proyecto de ley que busca acelerar el pago a proveedores.

El legislador comentó que las diferencias en la tramitación de esta iniciativa se deben a que Hacienda se rehúsa a incorporar al Estado dentro de las nuevas exigencias, pero sí a los privados. “Hay que enseñarle al Estado a pagar bien, y a tiempo”, dijo.

Moreira calificó como “preocupante” el aumento en el plazo promedio de pagos a las pymes y alertó que en el caso de las empresas salmonicultoras, llega incluso a 120 días, “lo que, claramente, es un abuso contra las pymes y los emprendedores”.

“Plazos son peores, y llegan hasta 120 días”

El presidente del Consejo Nacional de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Conapyme), Juan Araya, condenó enérgicamente el nuevo aumento que experimentó el período medio de pagos a las pymes.

Es más, el dirigente afirmó que los plazos de pagos “son peores” a los que consignan el informe trimestral de la Bolsa de Productos y la Asociación de Emprendedores.

“Si bien es bueno contar con un indicador promedio, creo que se queda corto con los 55 días (promedio de demora), ya que en algunos casos pueden llegar fácilmente a 90 o 120 días”, sostuvo Araya. Precisó que esto ocurre en rubros como la construcción y en el propio sector público -particularmente, en las municipalidades- y en el sector salud.

En la misma línea, el presidente de la Cámara de Comercio de Santiago (CCS), Peter Hill, instó a las empresas del sector a hacer “sus mejores esfuerzos y abreviar los plazos de pagos”.

“Tenemos que velar por las pymes y los emprendimientos en tiempos de menores holguras”, planteó Hill, quien enfatizó que este esfuerzo también debe ser asumido por las entidades del Estado que contratan productos y servicios a pequeñas y medianas empresas, “considerando que ellas disponen de reservas y financiamientos más precarios”.

Presione aquí para leer la nota desde su fuente original en Economía y Negocios de El Mercurio.