Como un “gran logro” calificó la organización de conservación marina Oceana, la confirmación del rechazo al proyecto minero portuario Dominga, efectuado por el Comité de Ministros este lunes 21 de agosto.

En votación dividida, las carteras de Medio Ambiente, Salud y Agricultura desestimaron las reclamaciones de Andes Iron, por no haber presentado medidas de mitigación apropiadas y no hacerse cargo de los impactos medioambientales y a la salud de las personas, según detalló el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena.

“Los argumentos técnicos, la falta de línea de base, la no consideración de la ciencia existente en el estudio de impacto ambiental, finalmente primó en este rechazo”, comentó Liesbeth van der Meer, directora ejecutiva de Oceana Chile. “La institucionalidad ha funcionado y este Comité de Ministros no hizo más que considerar los informes de nueve servicios públicos que se mostraban contrarios a la aprobación”, agregó.

El proyecto de Andes Iron ya había sido rechazado por la Comisión de Evaluación Ambiental de Coquimbo en marzo, pero la minera apeló a la decisión, traspasando la sentencia final al Comité de Ministros. Esta instancia solicitó informes a catorce organismos públicos, de los cuales nueve expresaron sus reparos a la aprobación del proyecto.

El estudio de impacto ambiental de Dominga fue fuertemente cuestionado por organizaciones de la sociedad civil, por no presentar información básica y por no dimensionar los impactos que las dos minas a rajo abierto y el mega puerto tendrían sobre el ecosistema marino y la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt. La comunidad científica, a través de una carta abierta, también advirtió a las autoridades sobre los daños irreversibles que el proyecto Dominga tendría sobre el medioambiente.

Vea >> Científicos piden proteger La Higuera y rechazar proyectos Dominga y Cruz Grande

“En esta zona, cuyo ecosistema ha sido reconocido por la ciencia como único, no debería considerarse la instalación de proyectos industriales contaminantes. Por esto es necesario que se impulse un Área Marina Costera Protegida de Múltiples Usos, de tal manera que se incentive un desarrollo sustentable, como ocurre hoy en día con la pesca artesanal y el turismo de avistamiento de cetáceos”, declaró Liesbeth van der Meer.

Los pescadores artesanales de la comuna de La Higuera, quienes recolectan el 85% de la producción regional de locos y lapas, además de una gran cantidad de machas, manifestaron su satisfacción por la noticia.

“En los últimos años hemos logrado grandes riquezas gracias al manejo sustentable de nuestros recursos. Sabemos que una economía de estas características es posible en las costas de La Higuera, lo hemos demostrado y nos alegra que las autoridades hayan rechazado el proyecto Dominga”, argumentó presdiente de la Federación de Pescadores de La Higuera, Aliro Zarricueta.

La campaña Salvemos La Higuera fue una iniciativa de las organizaciones Oceana, Sphenisco, Chao Pescao, Federación de Pescadores de La Higuera, AG Punta de Choros, Modema y organismos medioambientales de la región de Coquimbo, que de forma coordinada defendieron la riqueza de la zona.

El rechazo a Dominga se produce a pocas semanas de que se inicie el IV Congreso Internacional de Áreas Marinas Protegidas, IMPAC4, en La Serena, la misma región donde se pretendía instalar el proyecto.