Este lunes 21 de agosto atracó en el puerto de Valparaíso, región de Valparaíso, el buque científico (B/C) AGS-61 «Cabo de Hornos» luego de evaluar el stock desovante de las merluzas del sur, de cola y de tres aletas en las aguas exteriores entre las regiones de Los Lagos y de Magallanes y de la Antártica Chilena, durante 20 días, periodo donde también se analizó la fauna acompañante de dichos recursos y su composición alimentaria.

El lugar de trabajo donde se desarrolló la investigación abarcó la zona del mar exterior comprendida entre la isla Guafo y la península de Taitao, que corresponde a un área comprendida de 400 km con un ancho de 20 km.

El comandante del AGS-61 «Cabo de Hornos», capitán de navío César Miranda, detalló que este es el tercer crucero científico que desarrollan este año junto a investigadores del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), «y naturalmente presentó características especiales por el desafío de materializar todas las tareas que estaban previstas. Nos tocó una condición meteorológica bastante hostil, particularmente por las condiciones el sur de nuestro país y los frentes de mal tiempo, sin embargo la plataforma como buque, la dotación y todo el personal del IFOP científico embarcado, pudieron dar lo mejor de sí para poder cumplir la totalidad de los trabajos que teníamos previstos», destacó el representante de la Armada.

Por su parte, René Vargas, quien es investigador del IFOP y jefe del proyecto, explicó que este crucero de tipo ecosistémico consideró la toma de diferentes tipos de datos, como: acústicos, mediante el uso de sensores ultrasónicos para estimar la abundancia y distribución espacial de los recursos; lances de pesca con redes para obtener muestras biológicas que permiten caracterizar la estructura demográfica; las relaciones alimentarias y condición reproductiva de la merluza del sur y merluza de cola. «Junto con esto se realizó la colecta de datos oceanográficos y meteorológicos que se orientan a conocer el hábitat en que se distribuyen estos recursos», precisó Vargas.

El director del IFOP, Leonardo Núñez, complementó que desde el año 2002 al 2016, el IFOP ha desarrollado una serie de proyectos de investigación orientados a estimar el stock desovante de merluza del sur y merluza de cola, «los que han permitido, además del conocimiento biológico de las especies, obtener una serie histórica del tamaño de los stocks, información que, al disponerse de manera actualizada, es un importante antecedente para apoyar la toma de decisiones de la administración pesquera».

Luis Carroza, quien es director ejecutivo del Fondo de Investigación Pesquero y de Acuicultura (FIPA) de la Subpesca, puntualizó que este estudio se enmarca dentro del programa estratégico de investigación que ejecuta el IFOP y que es financiada por fondos públicos sectoriales, «los que en su conjunto implican una inversión anual importante que se orientan a la realización de los distintos estudios que monitorean permanentemente las principales pesquerías del país y son necesarios para la toma de medidas de administración pesquera y de acuicultura».

El buque «Cabo de Hornos» de la Armada de Chile es uno de los cinco más modernos del mundo para desarrollar investigaciones científicas, «por lo que es de gran importancia contar con él para apoyar este tipo de estudios de relevancia para la toma de decisiones en el área de la pesca artesanal e industrial de nuestro país», concluyó la autoridad.