Planta de procesos de Ventisqueros.El clasificador personalizado de Marel ha aumentado el rendimiento y la confiabilidad del peso objetivo final en el proceso de empaque en cajas que se lleva a cabo en las instalaciones de procesamiento de salmónidos de Ventisqueros en Puerto Montt (Región de Los Lagos).

Es que con casi 30 años de experiencia en el cultivo y procesamiento de salmónidos, Ventisqueros es uno de los principales procesadores de la Patagonia chilena. La compañía es conocida por la calidad de sus productos y su fuerte compromiso con la sostenibilidad del negocio.

Sin embargo, para mejorar el procedimiento de empaque final en cajas y gestionar mejor la contratación de mano de obra de temporada, Ventisqueros optó por una solución integrada que le permita automatizar sus líneas de empaque manual.

Tradicionalmente, el uso de clasificadores en el sector acuícola-pesquero chileno se aplicaba a grandes volúmenes, como la producción en masa, la recepción de materias primas o las cajas grandes. En Ventisqueros tenían requisitos distintos. Por ello, en colaboración con Marel, desarrollaron un proyecto técnico que se adecua mejor a sus necesidades específicas.

Disminuir el sobrepeso

Gonzalo Acevedo.El principal reto del empaque manual, aparte de las fluctuaciones de las necesidades de mano de obra, es el sobrepeso que inevitablemente se genera en el producto final empaquetado.

“En el proceso de empaque manual, identificamos entre un 2% y un 3% de pérdidas por sobrepeso. Tras la instalación del nuevo clasificador personalizado de Marel, el porcentaje se ha reducido al 0,5%”, señala el gerente de Procesos de Ventisqueros, Gonzalo Acevedo, agregando que “nuestros clientes exigen un precio justo y con el nuevo sistema les podemos ofrecer el peso exacto para cada categoría de precio”.

Además de garantizar un peso más preciso y reducir el sobrepeso, el nuevo sistema ha sustituido dos líneas de empaque manual. “Más que el aumento en el rendimiento, la principal ventaja reside en el aumento de la eficiencia del proceso”, puntualiza Acevedo y detalla que “la combinación de estos elementos ha permitido amortizar la inversión con gran rapidez. Desde la puesta en marcha prácticamente la hemos recuperado en un par de meses”.

Clasificación a la medida

Los clasificadores personalizados de Marel constituyen un paquete versátil de opciones estandarizadas y modulares, diseñadas para satisfacer una gran variedad de necesidades de clasificación. Los clasificadores dinámicos se pueden utilizar en muchos sistemas, ya sean de alimentación, control de flujo, creación de lotes, envío, empaque o retiro de productos, entre otros. “Uno de los principales elementos de los equipos de Marel es su alta confiabilidad en comparación con los de la competencia. Las máquinas de Marel son robustas y no requieren de mucho mantenimiento”, afirma el gerente de Procesos de Ventisqueros.

La disposición y la capacidad del equipo técnico de Marel fueron esenciales para el éxito del sistema. “Los problemas de configuración se identificaron y se solucionaron enseguida. Además, Marel presta servicios in situ con relativa rapidez, lo que es muy importante para nosotros. No conocemos ninguna otra compañía del mercado que ofrezca este nivel tan elevado de calidad y eficiencia en su servicio de postventa”, indica Acevedo.

Mayores informaciones se pueden obtener acá: batching_and_grading_brochure_fish – Spanish Translation_Final2