Esta publicidad se cerrará en segundos Cerrar
Render del contenedor ecológico
Render del contenedor ecológico

Innovador sistema protector de cultivos de salmón busca socios

De acuerdo con su desarrollador, los beneficios para la industria acuícola son variados.

Luis Beth Rey es el inventor de un contenedor ecológico que, inserto en el medio acuático, permite cultivar salmónidos. Este ya cuenta con la patente del Instituto Nacional de Propiedad Industrial (Inapi), por lo que ahora requiere desarrollar y operar un prototipo, el que permitirá luego implementarlo a escala comercial.

La Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) analizó el proyecto y recomendó la incorporación de socios de la industria acuícola, para participar en el financiamiento de parte importante de la etapa del desarrollo y operación de un prototipo del contenedor.

El objetivo de esta etapa de diseño, fabricación y operación del sistema, durante dos campañas de producción de salmón, es generar la información necesaria para diseñar el equipo en la etapa industrial y para conocer el comportamiento fisiológico de los peces durante su cultivo dentro del contenedor, comparándolo así con un cultivo tradicional en paralelo.

Render del contenedor ecológico

Beneficios

De acuerdo con lo asegurado por Luis Beth a AQUA, los beneficios de su invento para la industria acuícola son variados. En el ámbito productivo, al ser un proceso cerrado y controlado, no produce contaminación al medio acuático y, al mismo tiempo, genera barreras sanitarias, depredadores y robos; aumenta la productividad por mejoras en la calidad biológica; disminuye costos en vacunas y antibióticos; genera un aumento en la densidad biológica por metro cúbico de agua; y permite instalaciones en diversas zonas costeras cercanas, lo que redunda en menores costos operacionales.

Respecto a beneficios en comercialización y sustentabilidad del contenedor, el mismo Beth destaca la producción de peces con sello verde que abre mercados con altas exigencias medioambientales; mejoras en la imagen de marca y sustentabilidad de largo plazo de la industria; y mayor estabilidad del negocio y por tanto, de la fuente laboral.

Lo que falta

Beth especifica que los pasos a seguir son: conformar el grupo de participantes; dar inicio a la etapa de diseño, fabricación y operación del prototipo industrial; establecer las especificaciones técnicas y diseño robusto del contenedor para su producción a nivel industrial; y finalmente proceder a su comercialización.

“Para ello requerimos, en conjunto con Corfo, socios que aporten su experiencia acuícola, así como capital y/o especies”, concluye el inventor del contenedor.

Para más información contáctese con Luis Beth en el correo electrónico lbethrey@gmail.com

Temas Asociados