(MisPeces) Situar un centro acuícola offshore (conocido en español como oceánico o expuesto) en una zona de agua caliente puede ser una buena idea si lo que se busca es que la especie a cultivar crezca a mayor ritmo que en otros territorios, pero que esta ubicación coincida con un área de paso de huracanes en el hemisferio norte o de ciclones si se tratan del hemisferio sur, quizás ya no sea tan buena opción.

Una de las empresas que ha elegido el Caribe, y más concretamente República Dominicana, para extender sus operaciones de acuicultura “mediterránea” es Kiliç Deniz, una potente empresa turca especializada en la producción de dorada y lubina.

Según explicaron desde la compañía, en julio de este año realizaron el envío de los primeros juveniles con el objetivo de obtener las cosechas en 2018 aprovechando las ventajas de la temperatura del agua para la engorda de ambas especies y la proximidad de los mercados de Estados Unidos y Sudamérica.

Sin embargo, por el momento se desconoce en detalle cómo habrán quedado sus instalaciones en dicho país caribeño tras el paso del huracán Irma que dejó a su paso zonas arrasadas y millares de afectados.

Lea >> El cara y sello del huracán Irma sobre el salmón chileno

Lo cierto es que la información aportada por la empresa no ha sido muy relevante, tan solo que han invertido US$2,5 millones, más otros US$5 millones para producir 1.000 toneladas (t) inicialmente hasta alcanzar las 5.000 t cuando el proyecto esté a pleno rendimiento.

Presione aquí para ver la nota desde su fuente original en MisPeces.com