En el marco de la modificación a la Ley N°18.892, General de Pesca y Acuicultura (LGPA), en lo relativo a la captura de la jibia mediante potera y/o línea de mano como único arte y/o aparejo de pesca, la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes) expresó, ante la Comisión de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos de la Cámara, su negativa a la modificación del arte de captura industrial.

La presidenta de la Asipes, Macarena Cepeda, planteó que cambiar el arte de pesca de los barcos industriales que hoy capturan la especie no imgtiene justificación técnica, sino solo buscar dejar fuera “por secretaría” a las naves y plantas de la pesca industrial.

La ejecutiva añadió que los barcos industriales “poteros” procesan a bordo (barcos factoría), mecanismo prohibido en Chile. Además, para ser eficientes deben pescar en mares calmos y cuando el recurso está disperso deben utilizar luces de noche, método cuestionado internacionalmente.

A su juicio, para proteger la sustentabilidad de los recursos pesqueros, lo importante es respetar la cuota global de captura y sus medidas de administración.

Frente a este tema, la diputada Clemira Pacheco (PS) afirmó tener una opinión distinta y argumentó que “hay una moción presentada que sostiene que debería ser capturada por linea de mano. Hay un acuerdo entre algunos industriales pesqueros con agrupaciones de pescadores artesanales donde han modificado su embarcacion, la han tecnificado y que les permite capturar de mejor manera, y además por línea de mano tecnificada, la jibia”.

Añadió que, por esa razón, se consultó por la decisión económica que ellos deben tomar para realizar los cambios en las embarcaciones y darles la tecnologia apropiada “y que los industriales que pueden, a diferencia de los artesanales, capturar en todo el país la jibia y darle tambien el valor agregado que le entregan esta sociedad que tienen con el mundo artesanal”.

Mediante un oficio que se envió, relató la diputada, “estamos viendo la posibilidad de abrir los registros para que el mundo artesanal se inscriba para poder capturar la jibia, porque esto además viene prontamente”, aseguró, recordando que Chile, en el marco de la Organización Regional de Pesca, tiene que tener un porcentaje de captura de jibia, “para tener un alto porcentaje en cuanto esto empiece y entre en régimen y tengamos una alta cuota por sobre lo que en este minuto de manera administrativa se ha entregado un 80/20”, precisó.

Por su parte, el diputado Jorge Ulloa (UDI) explicó que “se recibió a la Asipes, que planteó su postura frente un proyecto que busca establecer que la jibia se pueda capturar a través de un solo arte de pesca que se llama potera. Ellos a través de distintos estudios demuestran que el cerco de media agua o el arrastre de media agua no provoca los efectos dañinos que se supone que podría provocar y, al contrario, sí se establece, y logran establecerlo a través de un estudio, que la potera provoca una captura particularmente de la especie hembra y eso naturalmente puede traer complicaciones a posterior”.

El legislador comentó que en la instancia estuvo presente además el Instituto de Investigación Pesquera, que entregó antecedentes con respecto a la jibia. “La jibia es una especie que ha ayudado a mantener muchos hogares después de las sensibles pérdidas que hemos tenido en otras especies, por lo tanto hoy necesitamos cada vez mas información. Parte de la informacion que tenemos hoy día ha sido muy relevante, porque significa que a Chile llega esta especie en un tamaño que no es juvenil, que es adulto y eso es muy relevante”.

En relación a esto, dijo que “tenemos una cantidad de la cuota que no se pesca y que puede resultar dañina para nuestros objetivos en la Organización Regional de Pesca. En algún momento, esta organización que tiene que ver con el Pacífico Sur, va a definir cuotas de esta especie y si nosotros no tenemos cuota alta nos puede tocar una cuota por historia muy baja; por lo que esto es importante”, enfatizó.

Reineta

La diputada Pacheco dijo que también se abordó el proyecto que modifica el área de operación extractiva de la reineta en la zona sur-austral (boletín 10941), al que el Gobierno le asignó para su discusión suma urgencia (15 días de plazo para que sea despachada de la Cámara), tiempo que en general los legisladores encontraron demasiado breve.

“Es necesario discutirlo, en el sentido de que nosotros, la administracion pesquera, este Gobierno, los anteriores y los que vengan deben hacer uso de la decisión y de los convenios con la Convemar que Chile ha ratificado, que reconocen a la reineta como altamenta migratoria”, terminando con la regionalización de la cuota para los pescadores artesanales, tal como opera para los industriales.