Durante la mañana de este jueves 26 de octubre, Camanchaca volvió a referirse al hundimiento del “Seikongen” de propiedad de la empresa CPT Empresas Marítimas S.A., que transportaba aproximadamente 214 toneladas de salmones vivos del centro de cultivo “Pilpilehue”, ubicado en el sector de Bahía Terao, comuna de Chonchi, provincia de Chiloé, región de Los Lagos.

[Salmones Camanchaca: “Retiro de mortalidad desde barco hundido corresponde a empresa marítima”]

De acuerdo con el gerente general de la salmonicultora, Ricardo García, debido a las “diversas versiones que surgen en los medios de prensa, nos vemos obligados a señalar lo siguiente: CPT tiene un contrato con Salmones Camanchaca S.A. para el traslado de biomasa desde los centros de cultivo a las plantas de proceso respectivas. CPT presta dichos servicios a varias empresas del sector salmonicultor con personal y barcos propios, con alta calidad, tecnología de punta y buen estándar de confiabilidad. Consideramos que este lamentable accidente será profesionalmente manejado por la empresa de transporte marítimo”.

Más adelante, el ejecutivo aseguró que “desconocemos las razones que provocaron el hundimiento del barco de CPT, pero tanto las razones de aquello, como las medidas de seguridad que se están adoptando para evitar y/o mitigar los efectos del hundimiento, incluyendo la extracción de la carga y combustible, y el reflotamiento del barco, son dispuestas por la autoridad marítima y llevadas a cabo por las acciones que tome la empresa de transporte marítimo responsable”.

En esa línea, afirmó que todo su personal está “muy atento” a la evolución de los acontecimientos y se encuentra “brindando toda la colaboración” a las autoridades correspondientes y a CPT, e “informando a las comunidades vecinas de los avances”.

“Salmones Camanchaca S.A. es una de las partes afectadas por este lamentable accidente, y confía tanto en que la autoridad determinará las medidas correctas para prevenir y evitar cualquier contingencia ambiental mayor, como en que la empresa CPT asumirá las responsabilidades y labores correspondientes derivadas de estos hechos, todo lo cual es de interés común. A su vez, los hechos antes descritos no generarán un impacto material en nuestros estados financieros, por cuanto el contrato con CPT ampara el valor de la biomasa afectada”, concluyó García.