El concepto FlexiFarm. (Fuente: Cermaq)
El concepto FlexiFarm. (Fuente: Cermaq)

Cermaq postula a nuevas concesiones con tecnología FlexiFarm

Cermaq apunta a ser líder en el desarrollo de tecnología que contribuye a la producción sostenible de alimentos. FlexiFarm refuerza las ventajas competitivas de los cultivosde peces en las zonas costeras y aborda las preocupaciones planteadas por los grupos de interés.

Hoy se conoció que Cermaq, en Noruega, postuló a 13 concesiones de desarrollo y donde se propone el uso de las tecnologías FlexiFarm, sistema que trata el flujo de agua que ingresa y disminuye considerablemente las posibles infecciones que pusiesen afectar a los peces..

En definitiva, la compañía detalló que “el objetivo de FlexiFarm es reducir las pérdidas durante la fase de engorda, proteger el medio ambiente contra los impactos no deseados, aumentar la productividad y, al mismo tiempo, reducir los costos de producción.

“En Cermaq nos centramos en innovaciones que mejoran la acuicultura sostenible en las actuales ubicaciones costeras. Cermaq tiene experiencia líder en tecnologías de cultivo y salud de peces, y posee requisitos previos excelentes para tener éxito en estas ambiciosas innovaciones”, dijo el director general de Cermaq Noruega, Knut Ellekjær.

Se puede destacar que FlexiFarm se puede usar en más del 80% de los sitios existentes en Noruega y de acuerdo con la altura máxima de las olas. Por lo tanto, FlexiFarm podría fortalecer la competitividad en las operaciones existentes y asegurar la creación de valor futuro en las áreas costeras.

“El principal objetivo para el desarrollo de FlexiFarm es que los costos de inversión y operación se mantengan bajos y que el efecto anticipado garantice que el costo de producción por kilo de salmón se reduzca”, expresó Magnus Stend, el gerente general de Botngaard System AS, compañía responsable del nuevo concepto acuícola.

Menos pérdidas
En detalle, la apuesta de Cermaq se basa en la filtración del agua que ingresa al sistema, la que luego se trata con luz UV y evita, de esta forma, que pasen piojos de mar, algas, bacterias y virus.

“El principal desafío para el cultivo de salmónidos en Noruega es la pérdida durante la producción en el mar, lo que se debe, principalmente, a patógenos y tratamientos contra los piojos de mar. Al tratar el flujo de entrada de agua para todos los patógenos y piojos, seremos capaces de reducir drásticamente las pérdidas de ejemplares. Hemos tenido éxito diseñando una solución que aborda los desafíos biológicos y ambientales en la industria y que en la parte superior será rentable de implementar”, expresó el gerente de tecnología de I+D en Cermaq, Groupdice Harald Takle.

Finalmente, la compañía detalló que FlexiFarm fue desarrollado por Cermaq en conjunto con los proveedores de tecnologías Botngaard System, Xylem y Serge Ferrari.

Mayores informaciones (en inglés) sobre la tecnología y la visión de Cermaq acá.

Temas Asociados