(El Mercurio) Dos naves que llegarán a Pilpilehue, en la bahía de Terao, costa de Chonchi, provincia de Chiloé, en la región de Los Lagos, iniciarán pruebas para la extracción de las 216 toneladas de salmón en descomposición desde las bodegas del wellboat “Seikongen”.

La nave, de propiedad de CPT Empresas Marítimas, está hundida a 150 metros de la playa, a unos 11 metros de profundidad, dependiendo de las mareas, y tiene 66.000 litros de diésel en sus estanques.

Por razones que investiga el fiscal naval de Castro, Cristián Cid, el barco se hundió el 18 de octubre, luego de comenzar “a hacer agua” mientras era cargado con salmones vivos en un centro de engorda de la empresa Camanchaca.

Al no poder controlar la emergencia y para evitar arrastrar el centro, la tripulación llevó la nave lejos de las instalaciones, pero al quedarse sin maniobra, debió finalmente ser empujado por otra embarcación hasta el sitio donde quedó apoyado sobre su banda de estribor.

Las bajas mareas permitieron abrir escotillas en el casco, tarea que debe concluir estos días, para comenzar a sacar la carga de pescados descompuestos, confirmó el comandante Héctor Aravena, gobernador marítimo de Chiloé.

Presione aquí para leer la nota desde su fuente original en El Mercurio.

Relacionado >> Armada confirma que extracción de las 200 toneladas de salmones tardará dos semanas