(El Mercurio) El presidente de la Sociedad Nacional de Agricultura (SNA), Ricardo Ariztía, dijo que solidariza con los distintos sectores económicos que han sufrido cuantiosas pérdidas a causa del paro portuario, que desde el pasado martes 7 de noviembre se desarrolla en diversos terminales del sur del país y que ya ha causado pérdidas por unos US$270 millones. De igual manera, el líder gremial manifestó su preocupación por la situación que se vive en la región de Aysén, donde la interrupción de las operaciones de naves mayores de carga ha impedido el ingreso de algunos alimentos.

“La paralización de Puerto de Chacabuco ha impedido cualquier tipo de carga y descarga, lo que mantiene desde hace días a los habitantes de Aysén sin recibir frutas y hortalizas frescas. Mientras que en Puerto Montt (región de Los Lagos) esos productos han comenzado a descomponerse al interior de los cargueros, generando pérdidas económicas para el sector agrícola, que podrían aumentar si esta situación se extiende”, subrayó Ariztía.

El timonel de la SNA agregó que el bloqueo desde y hacia Aysén ha provocado también que el ganado en pie, que es enviado vía marítima a Puerto Montt, haya tenido que regresar a tierra. “La situación es lamentable e injusta para los productores de la zona, quienes están sufriendo los efectos de una medida de presión ilegal”, argumentó.

Ante esta situación, Ariztía llamó a las partes involucradas a unir voluntades, con el fin de alcanzar pronto un acuerdo, que permita restablecer el normal funcionamiento de la decena de puertos detenidos. “Somos un país abierto al mundo, que no se puede dar el lujo de tener sus puertos parados, menos aún si el 90% de nuestro intercambio comercial se realiza vía marítima”, puntualizó.

Notas relacionadas:

SalmonChile advierte efectos en la imagen país

Unos US$243 millones habría perdido la región del Biobío por paro portuario