Maniobras de extracción de residuos sólidos y líquidos en el "Seikongen" (Foto: Armada)
Maniobras de extracción de residuos sólidos y líquidos en el “Seikongen” (Foto: Armada)

Entregan detalles sobre el hundimiento del “Seikongen”

Representantes de servicios públicos han explicado los trabajos relacionados con los retiros de riles, salmones muertos, hidrocarburos y la nave misma.

Como una forma de socializar los aspectos relevantes que tiene para los habitantes cercanos al sector de Pilpilehue el hundimiento del wellboat salmonicultor “Seikongen”, profesionales de las Secretarías Regionales Ministeriales (Seremis) del Medio Ambiente, Salud, Educación, además del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), están realizando una ronda de charlas en diferentes establecimientos educacionales de Chonchi y Queilen (provincia de Chiloé, región de Los Lagos) en las que se dialoga en torno a información veraz y científica del hecho.

La iniciativa, que se realiza por mandato del intendente Leonardo de la Prida, busca contrastar las versiones que circulan por redes sociales y que se han entregado en reuniones vecinales sobre, por ejemplo, la eventual explosión del barco por acumulación de gases en las bodegas que transportaban salmones.

En las charlas ha tomado parte la presidenta de la comunidad huilliche Ñancul de Pilpilehue, Patricia Cárdenas, quien ha entregado la visión de los vecinos en lo que respecta a los acontecimientos derivados del hundimiento de la nave. A la fecha se han realizado actividades en las escuelas de Terao, Teupa y Álvaro Vargas.

El seremi del Medio Ambiente, Jorge Pasminio, detalló que en las reuniones se conversa con las comunidades educativas en torno a hechos concretos y al trabajo que desarrolla cada entidad sectorial para dar solución a los retiros de riles y salmones muertos, hidrocarburos y la nave misma. “La intención de la Intendencia Regional (de Los Lagos) es tener un acercamiento mucho más directo con la comunidad. Es por eso que estamos realizando charlas en diferentes establecimientos educacionales, como por ejemplo en Terao y en Teupa, donde dialogamos con estudiantes y profesores para darles tranquilidad sobre lo que se está realizando, ya que muchas veces se malinterpreta la información que llega por parte de personas que son inescrupulosas o quieren mostrar información errada, por lo tanto nosotros queremos acercarnos directamente con la comunidad”, explicó Pasminio.

charla-wellboat

El docente de Matemática e Historia de la Escuela Álvaro Vargas de Queilen, Daniel Vargas, agradeció la presencia de los profesionales de los servicios públicos, haciendo un llamado a las empresas privadas involucradas en el accidente a realizar las mismas acciones. “Primero que todo agradecer a las organizaciones gubernamentales, en este caso Sernapesca, Salud y Mineduc (Ministerio de Educación), por plantear a toda la comunidad educativa de la escuela la problemática que lamentablemente nos aqueja cerca de nosotros. Es lamentable que no estuvieran representantes de las dos empresas involucradas para hacerles una serie de consultas de temas más finos. Ustedes (servicios públicos) respondieron en la forma científica, técnica y fidedigna de entregar la información, porque lamentablemente por redes sociales muchas veces se distorsiona la información que se va pasando de persona a persona”, manifestó el docente.

En la misma línea, la profesora encargada de la Escuela Rural de Teupa, Gloria Navarro, calificó de positivo el espacio de diálogo generado entre entidades públicas y estudiantes rurales dado los hechos acontecidos en Pilpilehue tras el hundimiento del “Seikongen”. “Me parece una muy buena iniciativa ya que de esta manera permite a las comunidades y los niños entender un poco más sobre qué pasó con el barco porque se especula mucho y no se tiene certeza sobre los pasos a seguir. De esta manera a los niños quedan un poco más claros y las inquietudes también se las llevan a la casa a los papás y comentan, entonces me parece muy bien. Es una forma de sensibilizar a los niños también sobre estos temas”, concluyó Gloria Navarro.

Por su parte, el estudiante de quinto básico de la Escuela Álvaro Vargas de Queilen, Emilio Aros, reconoció tener dudas previas a la conversación que sostuvo con los funcionarios públicos. “Me pareció muy bien porque hay algunos niños que no tenían muy claro lo que pasaba con el tema del barco. Gracias a esto pudimos aclarar más las dudas que teníamos”, expresó.

Ante la buena recepción de la iniciativa en los establecimientos visitados, las autoridades evalúan extenderla a otros planteles educacionales de Chonchi y Queilen, además de incluir a centros de salud en la cobertura.

Temas Asociados