Producto de una denuncia recibida en la oficina de Ancud (provincia de Chiloé, región de Los Lagos) del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), la que detallaba el posible desembarque de centollas hembras en la zona, el organismo desarrolló una minuciosa investigación, la que derivó en la infracción e incautación de recursos marinos capturados de forma ilegal.

Así lo explicó el director regional de dicho servicio fiscalizador en la región de Los Lagos, Eduardo Aguilera, quien relató que al recibir esta información, “se comenzó a investigar de modo que logramos detectar el momento en el que se realizaba la faena y el retorno de la nave”, aclaró la autoridad acuícola-pesquera.

Centolla_IncautacionAncud (Foto Sernapesca)2

Ante dicho escenario, desde Sernapesca se coordinaron esfuerzos con la dotación marítima de la Capitanía de Puerto de Ancud para realizar la inspección de la embarcación a su arribo, instancia en la que se encontraron 200 kilos de centolla y otros 500 kilos de jaiba. Al revisar toda la nave en detalle, se encontraron además siete sacos que contenían 245 kilos de patas de centolla equivalentes a 500 kilos del producto sin procesar, las que presumiblemente provendrías de ejemplares hembras o bajo talla.

Finalmente y de acuerdo con Aguilera, al infractor se le incautaron los recursos encontrados, además de ser infraccionado “por seccionar las centollas y por no dar aviso de recalada, estando en su obligación por contar con una embarcación de 17,9 metros de eslora”.