Con el foco puesto en la fiscalización a la extracción ilegal de algas en la costa, funcionarios del Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) de la región de Atacama -junto con Carabineros- lograron la incautación de 22.000 kilos de huiro negro desde una planta procesadora situada en Caldera. Esta especie se encuentra con cuota de extracción cerrada y solo se permite la recolección de varado natural por pescadores autorizados.

Guillermo Mery, director regional del Sernapesca, explicó que en el procedimiento, el recurso hallado presentaba evidentes huellas de haber sido barreteado, es decir arrancado de raíz con ayuda de algún elemento contundente.

“Hemos recibido harta denuncias de organizaciones por la extracción de alga ilegal de la costa; luego de indagaciones fuimos a planta, no nos dejaron entrar y entramos con Carabineros, detectando 22 toneladas de huiro negro, barreteado y sin acreditación de origen legal. Estas 22 toneladas corresponden a cerca de $10 millones de pesos y si la transformamos a huiro húmedo son cerca de 58 toneladas que fueron extraídas y comercializadas en forma ilegal”, detalló la autoridad regional de pesca y acuicultura.

Huiro negro incautado en Caldera (Foto Sernapesca)2

El recurso incautado fue llevado a vertedero y se derivó al tribunal local la citación respectiva por infracción a la ley de pesca y obstrucción a la fiscalización.

El director del Sernapesca Atacama explicó además que a nivel regional la cuota de extracción de huiro ya fue copada, y durante este período solo está autorizada la recolección de varado por pescadores inscritos y desde áreas de manejo que deben contar con la acreditación de origen legal.

Este operativo se enmarca en el plan de control conjunto que impulsa el Sernapesca con otros servicios, para combatir la extracción ilegal de algas por quienes no registran permisos o incumplen la normativa que busca proteger la sustentabilidad de este importante recurso de la actividad pesquera regional.