A fines de septiembre, el Instituto de Fomento Pesquero de Chile (IFOP) inauguró el Centro de Estudios de Algas Nocivas (CREAN), con asiento en Puerto Montt (región de Los Lagos), dependiente de la División de Investigación en Acuicultura, cuyo objetivo fundamental es dar continuidad y fortalecer los estudios de seguimiento e investigación en torno a algas nocivas, toxinas marinas y condiciones oceanográficas asociadas, financiados por el programa regular de investigación definido por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), además de establecer un espacio de colaboración especializado permanente en acciones operacionales con la academia e instituciones nacionales e internacionales.

Leonardo Guzmán, jefe de la División de Investigación en Acuicultura, explicó que desde 2006 el IFOP se encuentra desarrollando el estudio denominado “Programa Manejo y Monitoreo de las Mareas Rojas en las Regiones de Los Lagos, Aysén y Magallanes”, que actualmente se encuentra en su etapa XI, y a partir de enero de 2018 iniciará el estudio “Programa de Manejo y Monitoreo de las Floraciones de Algas Nocivas y Toxinas Marinas en el Océano Pacífico desde Biobío a Aysén (I etapa) 2018”. Por tanto, los estudios en algas nocivas a cargo del IFOP abarcarán desde los 37° hasta los 55° de latitud sur, considerando las regiones del Biobío, La Araucanía, Los Ríos, Los Lagos, Aysén y Magallanes, a fin de disponer de información oportuna y confiable para proteger la salud pública y minimizar los impactos asociados a eventos de marea roja.

En tanto, recientemente el CREAN ha sido favorecido por la adjudicación de otros estudios ligados a esta temática. Se trata de “Desarrollo de Métodos de Monitoreo y un Sistema de Pronóstico de las Floraciones de Algas Nocivas para una Acuicultura y Pesca Costera Sustentable en Chile” financiado por la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y la Agencia de Ciencia y Tecnología (JST) del mismo país, con inicio en abril de 2018 y una duración de cinco años.

JICA 2

El producto central de este estudio será la instalación de una técnica de biología molecular (genética) que permite identificar in situ los tipos de especies de fitoplancton tóxicas que generan marea roja. Este estudio se realiza en conjunto por parte de Japón con las universidades de Kyoto y Okayama, además del Instituto Nacional de Investigación en Ciencias de las Pesquerías, y por la parte chilena, con la Universidad de Antofagasta, Universidad de La Frontera y Universidad de Los Lagos.

El director ejecutivo del IFOP, Leonardo Núñez, complementó que el Instituto también se ha adjudicado, en conjunto con CSIRO, un proyecto financiado por el Fondo de Fomento al Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondef) titulado “Huella Digital Hiper-Espectral de Especies de Marea Roja Mediante el Acoplamiento de Señales Bio-Ópticas Remotas e In Situ en Chile Austral”, cuyo inicio se prevé para diciembre de este año.

Dicha investigación estará orientada a determinar la “huella digital” de los pigmentos de las microalgas presentes en la columna de agua, con el objetivo de aplicar estos conocimientos en el uso de imágenes satelitales, para distinguir en forma remota la presencia de pigmentos asociados a especies que generan floraciones nocivas (marea roja).

jica 3

En síntesis, ambos estudios mejorarán las capacidades del país para enfrentar eventos nocivos que a nivel global han mostrado en los últimos 50 años haber incrementado en frecuencia, cobertura geográfica e intensidad.