Con “profunda preocupación”. Así observan dirigentes de la zona centro del país las propuestas de los candidatos presidenciales en torno al rubro artesanal, y también el escenario político que actualmente rodea al sector y sus demandas; una de las más importantes, la anulación de la ley de pesca.

Así lo manifestó el presidente de la Federación Nuevo Amanecer, Miguel Ángel Hernández, en representación de pescadores de la región de Valparaíso, quien dice no sentirse satisfecho de las propuestas hasta ahora expresadas por los presidenciables Alejandro Guillier y Sebastián Piñera, ya que le parecen ambiguas. “Lo mismo hacia el Gobierno saliente, que sigue en lo mismo y no cumplió con sus compromisos, por lo que seguimos naufragando en esta ley corrupta”, enfatizó Hernández.

Todo aquello, subrayó, se ve agravado por la serie de antecedentes que las últimas semanas se han sumado al escándalo ya conocido en torno al vínculo entre los industriales y el Congreso, e incluso en las mismas organizaciones de pescadores. “Nosotros fuimos testigos del lobby frontal de la industria en el Congreso, de la prepotencia de las grandes empresas pesqueras. Preocupan los antecedentes que vinculan a dirigentes de nuestras confederaciones”, afirmó Hernández.

No obstante, existe cierta esperanza. Sobre todo, mencionó, con la elección de nuevos legisladores que han manifestado opiniones claras respecto a la pesca artesanal, y con quienes ven la posibilidad de discutir una nueva ley de pesca. Incluso, dijo, también se vislumbra la posibilidad de relevar otros temas, como el término de la pesca de arrastre o medidas que solucionen la crisis del lobo marino o la jibia, a través de nuevas propuestas.

“Esperamos que se escuche nuestra voz. Queremos una nueva norma y queremos anular la ley vigente, asunto donde nadie se ha pronunciado. Nosotros vamos por la anulación de la ley, queremos una norma que garantice la alimentación sana de la población y la mantención de la cultura pesquera”, finalizó el dirigente.