Los trabajadores de Dupont (Danisco Chile), durante la ceremonia. (Fotografía: Editec)
Los trabajadores de Dupont (Danisco Chile), durante la ceremonia. (Fotografía: Editec)

Estándar internacional S3Y: DuPont Chile celebra diez años sin incidentes con tiempo perdido

Gracias a una cultura de prevención, autocuidado e interdependencia, que trasciende a todos los niveles laborales, la compañía festeja el importante hito y se compromete a seguir manteniendo elevados estándares hacia el futuro.

Este lunes 4 de diciembre, en Puerto Montt, ejecutivos y trabajadores de Danisco® de DuPont Chile, la productora de carragenina ubicada en el sector de Pargua (región de Los Lagos), se reunieron en un céntrico edificio de la ciudad. El motivo del encuentro no se relacionaba con el cumplimiento de las metas de producción o con las fiestas de fin de año. Por el contrario, la reunión tenía una razón mucho más importante y trascendente.

El gerente general de la Planta, Eduardo Weidner.El gerente general de la Planta, Eduardo Weidner, comentó durante la ceremonia que “estamos celebrando diez años sin incidentes con tiempo perdido, lo que da cuenta del compromiso de todos nuestros trabajadores con su seguridad y salud laboral, con nuestro medio ambiente y la calidad de los productos”.

Seguridad en el ADN

La consecución del logro no es casual. Desde que se ingresa a la compañía se puede advertir un cartel que indica que llevan más 3.650 días sin accidentes del trabajo y, además, parte del personal realizando pausas activas o compensatorias en sus puestos de trabajo. “Nosotros trabajamos cumpliendo con la legislación nacional y con los estándares internacionales S3Y, siempre con un enfoque exigente en la prevención”, comenta la gerente en Seguridad, Salud y Medio Ambiente (SHE, por sus siglas en inglés) de la Planta, Andrea Rivera.

Por su parte, la presidenta del Comité Paritario de la planta, Jessica González, reconoce la política de la compañía que la tiene celebrando todo un récord en el sector industrial nacional. “Implantar la seguridad en el ADN de las personas ha sido un trabajo de largo aliento. A nivel cultural, el primer paso fue poder desmitificar  el paradigma de que la seguridad solo está para proteger a las empresas y no a las personas. Desde ahí en adelante, y gracias a un fluido diálogo, hemos avanzado en un proceso de cambio, reconociendo que se trata de un valor al que debemos cuidar, estar siempre atentos y no relajarnos.”.

Mejora continua

Diferentes representantes de DuPont Chile. (Fuente: Editec)Más allá de las continuas capacitaciones, reuniones e inspecciones que se realizan al interior de la compañía con el objetivo de otorgarles a los trabajadores un ambiente seguro, la compañía también hace su parte al disponer en esta materia más de un tercio de su presupuesto de inversión de capital anualizado promedio.

El operador de Caldera y representante del Sindicato de Trabajadores, Iván Castro, ejemplifica lo anterior con la disponibilidad “de cambiar o reemplazar inmediatamente los equipos de protección personal (EPP) que dificultan las labores o están defectuosos. Si llegara a suceder un incidente, no será por una falta o falla de estos elementos”, y agrega que “la seguridad es un valor. Independiente de que en un principio a los trabajadores nuevos les pueda resultar incómodo un EPP, nos esforzamos para que se comprenda la importancia de usarlo, se acostumbre e internalice la necesidad de protección pues frente a un incidente por no utilizar esa última línea de defensa, se verá perjudicado no solo el empleado y la empresa, sino también, sin dudas, se afectará a la familia.”.

La empresa ha invertido mucho analizando riesgos, procurando los mejores equipos para estar siempre un paso adelante en la seguridad y protección de sus empleados, procesos y comunidad.  “Hoy puedes pasar por un área, con equipos grandes, prácticamente no hay ruidos”, detalla el jefe de Turno, Ricardo Paredes, quien lleva 22 años en la compañía y que, incluso, la representó cuando fueron reconocidos por llevar dos años sin accidentes con tiempo perdido.

Seguridad en todo momento

La seguridad es un aspecto que la empresa toma muy en serio. Tanto así que los trabajadores nuevos deben sortear diversas etapas antes de iniciar sus labores. “Mi inducción duró tres meses. Esto me entregó una visión holística del trabajo que se realiza en la planta, desde las operaciones y calidad, hasta la seguridad. Puedo destacar que en este proceso participaron desde el gerente general, mis jefes y mi operador mentor. No he sabido de otra empresa que dedique tanto esfuerzos a preparar a sus trabajadores”, dice el operario del Área de Producción, Fredy Aspe, quien se unió a la compañía durante el presente año.

Y la política de seguridad de la compañía no solo se remite a lo que sucede en su interior. “A través de los programas Off the Job (fuera del trabajo) o Driving Safety (conducción segura), también está considerando los nuestra vida personal y los trayectos entre la empresa y la casa. Nos concientizan a aplicar en todo momento los conceptos de seguridad y hacerlos extensivos a nuestro hogar”, puntualiza el coordinador de Producción, José Paredes.

En general, las medidas adoptadas por DuPont han trascendido a la compañía y sus trabajadores de tal forma “que la comunidad donde estamos insertos nos reconocen como una empresa segura. Esto nos ha permitido una buena relación con los vecinos y las escuelas que están cerca”, detalla Andrea Rivera.

“No hay dudas de que la seguridad se ha convertido hoy en un buen negocio, tanto para la empresa como para los trabajadores. Hay empresas que han debido cerrar o detener sus operaciones por meses cuando han tenido un accidente grave o una fatalidad, dejando decenas de colaboradores sin trabajo. En DuPont la seguridad ha ido más allá de una vinculación con un aspecto económico y comercial, es un valor corporativo, ligado al respeto por las personas y el cuidado del medio ambiente”, dice el gerente general de la compañía.

“En la empresa se reconoce y otorga a la seguridad un papel clave; es parte de una cultura que busca proteger a nuestros trabajadores, lo que nos permite seguir creciendo junto a ellos”, finaliza Eduardo Weidner, quien se apronta a seguir celebrando muchos más años sin incidentes y a seguir trabajando en mantener viva la cultura del cuidado y de la responsabilidad”.

Temas Asociados