Por cuarto año consecutivo la Fundación Copec-UC realizó el concurso Aplica Tu Idea, el cual premió iniciativas de investigación, desarrollo e innovación (I+D+i) presentadas por alumnos de instituciones de educación superior de todo el país, que resolvieran un problema del ámbito de los recursos naturales.

Este año postularon más de 103 iniciativas provenientes de universidades tradicionales, privadas y centros de formación superior. En la primera, fueron premiadas las diez ideas más innovadoras, con un premio de $1,5 millones para cada uno de los postulantes, los que pudieron participar, además, en un taller de perfeccionamiento del plan de negocios y transferencia tecnológica que entregó la Fundación Copec-UC para ellos.

La Fundación Copec-UC explicó que de esos diez ganadores de la primera etapa se eligió a las tres mejores ideas, las que recibieron un premio adicional de $1 millón y medio, más el galardón que los acredita como “súper ganadores”, el que fue entregado por Roberto Angelini, presidente de la Fundación, e Ignacio Sánchez, vicepresidente de la institución, durante el seminario internacional que se realizó en noviembre.

Los tres ganadores fueron RIZAL, un biocontrolador de hongos fitopatógenos desarrollado por un equipo de estudiantes de la Universidad Santo Tomás (UST) encabezado por Guisella Gallardo; el proyecto “Plant Saver”, un sistema de riego que busca expandir el mercado de ciertos frutales hacia tierras semidesérticas, creado por estudiantes de la Universidad Católica de Chile (UC) encabezados por Joaquín Jiménez; y “Fitodepuradores Mixótropicos (FDM)”, quienes crearon un innovador filtro biológico para residuos industriales líquidos (riles) de acuicultura, de la Universidad de Concepción (UdeC), encabezados por Sergio Rodríguez.

“Estos equipos como plus tendrán la posibilidad de participar de un fast track al Concurso para Jóvenes que premia proyectos de I+D+i de hasta 3.000 UF ($80,2 millones al valor actual)”, precisaron desde la Fundación Copec-UC.

Un nuevo concepto en reciclaje de riles

Sobre el proyecto FDM, desde la UdeC destacaron que en Chile se producen aproximadamente 800.000 toneladas de salmón por año (Sernapesca 2017); para esto se utilizan en promedio 3.000 millones de metros cúbicos de agua (DGA, 2005) los que, producto de la actividad de cultivo, es imposible devolver al ecosistema en su condición original (Villareal et. al, 2008) convirtiéndose en un residuo industrial líquido o RIL.

El objetivo general de este proyecto, entonces, es evaluar el desempeño de un innovador filtro biológico para riles de acuicultura, respecto a su estándar industrial, permitiendo ampliar la gama de contaminantes depurados de 1 a 10, adhiriendo al nitrógeno amoniacal depurado, el CO2, nitrito, nitrato, fosfato, hierro, cobre, níquel y zinc, además de estabilizar el pH a valores ligeramente alcalinos propios del ambiente natural de las especies de cultivo.

“Este proceso se ha evaluado parcialmente y de forma experimental en nuestras instalaciones a escala de laboratorio y pre-piloto, con resultados exitosos, permitiendo desarrollar un bioproceso alternativo a la depuración estándar por biofiltración aeróbica bacteriana”, afirmaron desde la casa de estudios con base en la región del Biobío.