(El Mercurio) A bordo del “Sun Shine”, un carguero sumergible de 170 metros de eslora (largo) y 40 metros de manga (ancho), viajan las dos barcazas que cubrirán la ruta bimodal entre Hornopirén y Caleta Gonzalo en el tramo faltante de la Carretera Austral, al sur de Puerto Montt, en la región de Los Lagos.

El navío transporta otras cuatro embarcaciones, dos de estas también destinadas a la zona sur. Zarpó desde China e hizo escala en Corea del Sur, desde donde tomó rumbo a Chile. “Debe llegar a Puerto Montt el 9 de enero”, afirma Christian Krebs, agente regional de Somarco, empresa que se adjudicó la licitación de la ruta bimodal y que no pudo partir la operación el 17 de noviembre, como estipulaba el contrato con el Ministerio de Transportes.

Ello generó inquietud entre autoridades y operadores de la zona de Puerto Montt y Palena, ad portas del inicio de la temporada alta de visitantes en la Carretera Austral, y “para las comunidades de la zona, para quienes este servicio es vital”, dice el intendente de Los Lagos, Leonardo de la Prida.

Pese a que no ha sido posible tener una versión del Ministerio de Transportes -responsable del contrato-, el intendente adelantó que Somarco ya confirmó que “no podrá partir antes del 1 de marzo, o unos días antes, y eso nos habilitó para llegar a un acuerdo con el anterior operador”.

“La Naviera Paredes va a cubrir la ruta en dos frecuencias que eran refuerzo y en los dos que eran del nuevo concesionario”, explicó de la Prida, quien advirtió que “me voy a preocupar de que se hagan cumplir las responsabilidades que correspondan (…) si no cumplen, no se les va a pagar”.

Somarco atribuye el atraso a los monzones, que inundaron el astillero chino donde mandó a construir sus barcos, y luego a dificultades de programación del carguero que debía traerlos, explicó Krebs.

La empresa confía que la certificación previa que realizó una aseguradora internacional acortará los trámites ante las autoridades marítimas. Krebs aseguró que sus barcos mejorarán el estándar de confort de los usuarios y disminuirán los tiempos de viaje. “Tienen 250 butacas, reclinables, pisos de madera tratados y ascensor para personas con capacidad disminuida”, detalló.

Para Fernando Hernández, consejero de Palena, “necesitamos certezas, recorridos y frecuencias; si presentamos informalidades, los operadores se irán a otra zona. Ahora vimos las fotos. Por lo menos sabemos que existen”, apuntó.

Dato

US$15 millones invirtió la empresa en la construcción de dos barcos y la compra de otros dos en Corea, que viajan en el mismo transporte.

Presione aquí para leer la nota desde su fuente original en El Mercurio.