Cerca de las 21:30 horas del pasado martes 4 de diciembre, en la planta de procesos de la empresa salmonicultora Caleta Bay, ubicada en el Parque Industrial de la ciudad de Puerto Montt, región de Los Lagos, se produjo una emergencia química por fuga de amoniaco que afectó a 200 trabajadores, de los cuales 28 presentaron complicaciones de salud.

De acuerdo con la versión de algunos de ellos, pese a advertir la situación la empresa les ordenó continuar con sus labores debido a que el olor era leve y solo comenzaron el procedimiento cuando algunos comenzaron a desmayarse.

En esa línea, el segundo comandante de los voluntarios de Bomberos, Boris Johnson, subrayó que las mediciones realizadas dejaron en evidencia “una alta concentración del químico”.

En respuesta a los cuestionamientos, la compañía dijo lamentar los hechos ocurridos y afirmó que ratifican su compromiso con la seguridad de los trabajadores y el medio ambiente. “Entendemos que estos accidentes pueden ocurrir y gracias a nuestra capacitación y cumplimiento de los protocolos, no hubo personas accidentadas y el incidente no pasó a mayores“, comenzó diciendo Caleta Bay.

Según la productora de salmónidos, una vez que se activó el sistema centralizado de detección de amoniaco, inmediatamente comenzaron a operar los protocolos correspondientes y el personal de sala de máquinas procedió a identificar la zona afectada, “cumpliendo con todos los procedimientos de rigor y provistos de equipos de protección adecuados, procediendo a cerrar una válvula de corte que presentaba un escape mínimo en la fase líquida. Luego se determinó la salida del personal desde las salas de procesos dirigidos por los supervisores a cargo”, explicó la empresa, asegurando que el proceso se realizó en “completa normalidad”, sin personas afectadas, ya que los niveles de amoniaco no alcanzaron concentraciones nocivas para la salud.

Más adelante, sostuvo que a las 22:25 horas ingresó a la planta el Cuerpo de Bomberos para tomar el procedimiento de rigor, evacuando al personal. “Un total de 28 personas recibieron asistencia en el lugar, de las cuales 18 se derivaron a la Clínica Puerto Montt donde fueron evaluadas y dadas de alta sin inconvenientes. Queremos reiterar que durante todo momento los ejecutivos estuvieron presentes en las instalaciones para apoyar el procedimiento, reafirmando que para nuestra empresa lo más importante es el bienestar de los trabajadores, del mismo modo aportar en la entrega de información a las autoridades competentes”.

Para cerrar, Caleta Bay aseveró que cuenta con los “más altos estándares de seguridad” en sus instalaciones, las que son revisadas bajo un “estricto protocolo” de mantenimiento. “Nuestra empresa tiene un compromiso con el bienestar de sus trabajadores, el cuidado del medio ambiente y el cumplimiento de la legislación vigente, para ello contamos con instalaciones de primer nivel tanto para el procesamiento como para los servicios de las personas y una constante preocupación por hacer de cada día de trabajo un día mejor”.

Fiscalía

En tanto, desde el Ministerio Público confirmaron que se encuentran investigando esta emergencia química. “Queremos verificar o descartar si la fuga de amoniaco puede estar asociada a alguna imprudencia u omisión del encargado de la mantención y, si a partir de esto, se produjeron lesiones y de qué carácter”, detalló el fiscal jefe de Puerto Montt, Marcello Sambuceti.