Con ciertas normativas todavía por definir, la Comisión de Hacienda del Senado dio por finalizada la discusión del proyecto de ley, en primer trámite constitucional, que crea el Ministerio de Ciencia y Tecnología, y deberá ser debatido en la Sala, antes de continuar su trámite legislativo en la Cámara de Diputados.

El proyecto de ley establece la creación de dicho ministerio por la creciente necesidad de una “institucionalidad para la ciencia y la tecnología moderna y pertinente a los desafíos del futuro”. Por lo que el organismo que se busca crear será el ente rector que promoverá y orientará el desarrollo científico-tecnológico del país.

Respecto de ciertos temas inconclusos del proyecto, estos están relacionados principalmente con la forma de representación del ministerio en regiones.

El senador Carlos Montes, quien preside la Comisión de Hacienda, explicó que “la organización territorial del ministerio no está definida, el Gobierno llegó con una propuesta de macrozonas y fue rechazado, y las seremis (secretarías regionales ministeriales) algunos quieren que sean en todas las regiones”.

La propuesta del Ejecutivo de las macrozonas era establecer cinco regiones del país, en donde se constituyeran seremis, las cuales abarcaran un territorio más amplio, de forma de tener una representación en todo el país.

Según el legislador, al tratarse la actividad de este ministerio de una calidad investigativa y de desarrollo, más que administrativa, requiere una estructura territorial que sea capaz de poder cumplir con esos objetivos.

Por su parte, el senador José García Ruminot, miembro de la Comisión de Hacienda, afirmó que “el Gobierno presentó una indicación diciendo que las seremis serán macrozonales, pero esto le va a quitar efectividad a este ministerio”, debido a que “se requiere de personas, encabezados por un seremi, que se relacione con el mundo de la ciencia, tecnología e institutos de cada región”, agregó.

Ambos congresistas sostuvieron que esperan que estos temas se puedan corregir en la discusión que debe mantener el proyecto de ley en la Cámara de Diputados.