Gracias a una gestión realizada por el Sindicato Nacional Nº1 Salmones Blumar, la ministra de la Mujer y Equidad de Género, Claudia Pascual, visitó junto a un grupo de autoridades las instalaciones de la planta de salmones de dicha compañía en la comuna de Talcahuano, región del Biobío, para conocer el proceso que en ella se realiza y para sostener una conversación con un centenar de operarias de la empresa.

En la actividad, la secretaria de Estado estuvo acompañada por representantes del sindicato, ejecutivos de la compañía y por una comitiva compuesta por la gobernadora de Concepción, los secretarios regionales ministeriales (seremis) del Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEG) y del Trabajo y Previsión Social del Biobío, además del director zonal de Pesca y Acuicultura.

Tras una breve reunión en que representantes de Blumar explicaron a los visitantes el quehacer de la empresa, la comitiva realizó un recorrido por la planta de salmones en la que actualmente laboran 675 personas y donde un 70% de esa dotación son mujeres.

IMG_9762

Paola Sanhueza, presidenta del Sindicato Nacional Nº1 Salmones Blumar, que agrupa a 480 asociados, explicó que en la instancia la ministra se mostró muy interesada en el trabajo que se lleva a cabo dentro de la planta procesadora. “Para nosotros esta visita fue muy valiosa, porque la autoridad pudo conocer en terreno la realidad de esta industria. Creemos que todos quienes están encargados de tomar decisiones que de una u otra manera nos afectan, deberían tener este conocimiento a la hora de decidir aspectos que para nosotros son fundamentales”, subrayó la dirigenta.

Agregó que desde el sindicato han realizado un trabajo conjunto con la compañía que les ha permitido lograr muchos avances, entre estos, la firma de un acuerdo de buenas prácticas laborales que aborda con importantes medidas los temas de género y maternidad. “La empresa se comprometió a evitar inequidades de rentas por género y en temas de contratación, pero lo más importante fue la protección que ofrece a la maternidad. El protocolo acuerda que, si una mujer se embaraza manteniendo un contrato a plazo fijo, pasa inmediatamente a indefinido para que goce de todos los beneficios legales que le corresponden por su estado”, valoró Paola Sanhueza.

La última actividad fue una jornada de conversación, donde la ministra Pascual se reunió con un centenar de trabajadoras de la planta. En ella, la autoridad dio a conocer detalles de la Agenda de Género del Gobierno.

“En esta reunión la ministra pudo conversar con nuestras compañeras, pero también fue una oportunidad para solicitarle que comunique al nivel central nuestra inquietud para que los trabajadores de la industria del salmón también puedan acceder a los programas de capacitación y de estudios que la Ley General de Pesca y Acuicultura ofrece a los trabajadores de la industria pesquera”, finalizó la timonel del sindicato.