(Pulso) El fuerte rally que registraron los precios del salmón en la primera mitad del año se está frenando. Y es que la menor producción de salmones estaría llegando a su fin recuperándose y tratando, según expertos de la industria, de llegar a cifras positivas a diciembre.

Más allá de ello, la baja en la producción y el consiguiente incremento del precio que marcó el año motivó un avance en el valor exportado. Así si entre enero y octubre de 2016 los envíos totalizaron los US$2.915 millones, en igual lapso de 2017 estos fueron 27,8% superiores, llegando a los US$3.724 millones. Esto a pesar que desde junio el valor de salmónidos chilenos comenzó a estabilizarse, en línea con el hecho de que los volúmenes estarían normalizándose y volviendo a crecer.

Según un reporte de la consultora Index Salmón, los embarques del producto, considerando todas sus variedades, alcanzaron las 402.296 toneladas a octubre, un 0,9% bajo lo informado en el mismo período del ejercicio previo, cuando se enviaron 405.496 toneladas. Esto tras vivir una baja histórica en producción entre marzo y mayo de este ejercicio que derivó en que las toneladas exportadas se redujeran 9,8% en el primer semestre.

Esta estabilidad en el escenario -explican fuentes del sector- diría relación con un eventual término de los efectos que tuvo el bloom de algas y el piojo de mar que el año pasado afectó a la industria. Con ello, esperan seguir aumentando en tonelaje las exportaciones para alcanzar cifras positivas a diciembre de este año.

Los principales mercados de destino del producto chileno a octubre de este año fueron Estados Unidos, con 36,6% de participación; Japón, con 19,3% de participación; y Brasil y Rusia con 13% y 6,3% respectivamente.

Presione aquí para leer la nota en su fuente original de Pulso.