Científicos del Sintef de Noruega quieren saber si es posible construir un hyperloop que conecte a su país con Francia y así enviar salmón fresco a altas velocidades, publicó el medio Adressa en una nota que fue recogida por SalmonBusiness.

Hyperloop es una tecnología que se encuentra en etapa de pruebas y que busca mover personas y mercancías dentro de una “tubería” a velocidades de alrededor de 1.200 kilómetros por hora (km/h). Y ahora, el Sintef está planificando un laboratorio de US$24 millones para probar si el salmón noruego de cultivo puede ser “hiperlazado” a Europa de una manera similar a cómo lo hacen las exportaciones de gas del país al continente.

“No sabemos dónde poner un laboratorio así, pero sabemos que queremos investigar especialmente la posibilidad de enviar salmón a través de hyperloop“, subrayó Thor Myklebust, líder empresarial e investigador de Sintef Digital.

Si se utiliza la tecnología, podría significar que el salmón tardará una hora en realizar el trayecto desde Trondelag, en el centro de Noruega, hasta París (Francia), una ruta de línea recta de 1.400 kilómetros. Mykelbust señala la experiencia de décadas de Noruega con los oleoductos, y las antiguas líneas troncales submarinas que llevan petróleo y gas a Europa, donde se quiere explorar el uso.

Investigadores del Sintef visitaron recientemente Virgin Hyperloop One en el desierto de Nevada para ver cómo operan los principales impulsores de la tecnología. Según Myklebust, que Virgin Hyperloop haya atraído a 13.000 interesados de la NASA, Space-X, Tesla y Google sugiere que el concepto no es un sueño imposible.

Por ahora, la incertidumbre sobre el precio nubla toda esa ambición. Se estimó un hyperloop entre Estocolmo y Helsingfors (Finlandia) en US$21.000 millones.