En un nuevo operativo conjunto contra la pesca ilegal, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) Magallanes y la Gobernación Marítima de Punta Arenas, realizó una importante incautación de redes centolleras, así como también de carne del mismo recurso y pulpo, ambos sin acreditación de origen legal.

Dichas operaciones se concentraron en el Estrecho de Magallanes y el sector conocido como Bahía Mansa, bajo la hipótesis de conductas de riesgo  en el  sector producto de las numerosas embarcaciones artesanales que recalan ahí, en el marco del término de la temporada de centolla.

En las fiscalizaciones se utilizó patrullera “ONA”, buzos navales, policía marítima y seis funcionarios y funcionarias de Sernapesca, quienes incorporaron una cámara go-pro para filmación submarina y una “endoscope cam”, la que permite revisar bodegas y compartimientos cerrados  sin la necesidad de abrirlos.

Gracias a estos esfuerzos, se logró incautar un total de 111 sacos con redes centolleras, con un largo aproximado de 11 km de este arte de pesca que se encuentra actualmente prohibido, además de 190 conservas artesanales de carne de centolla y 10 conservas de pulpo. En el caso de la centolla, lo incautado equivale aproximadamente a 600 kg de recurso en estado natural, valorizado en $2 millones.

Sobre este exitoso operativo, el director regional de Sernapesca Magallanes, Patricio Diaz Oyarzún, agradeció el trabajo de la Armada y también valoró “la participación de funcionarios y funcionarias en terreno, integrando en este caso a personal de diferentes programas del mismo servicio”.