Con el propósito de responder a la necesidad de articular una mayor coordinación, programación y ejecución de las actividades de fiscalización ambiental, se efectuó la firma del protocolo de cooperación entre la Superintendencia del Medio Ambiente y la Dirección General del Territorio Marítimo y de Marina Mercante (Directemar), siendo este el resultado de un trabajo de dos años en conjunto entre profesionales de ambas instituciones firmantes.

El protocolo permitirá fortalecer la capacidad instalada institucional, a través de acuerdos de capacitación para los profesionales dependientes, convenios de préstamos de equipos y servicios, la ejecución de iniciativas de desarrollo tecnológico para una mejor fiscalización ambiental. Adicionalmente permite agilizar, optimizar la gestión de denuncias, contingencias ambientales, mediante mecanismos de coordinación, comunicación, definiendo los términos para encomendar las actividades de fiscalización y seguimiento ambiental.

La entrada en vigencia de la Ley N°20.417 que crea el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) y la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA), faculta a esta última a “ejecutar, organizar y coordinar el seguimiento y fiscalización de los instrumentos de gestión ambiental, otorgándole además, exclusividad en la sanción de ellos”.

Es así como, en virtud de la pre-existencia de competencias ambientales de diversos organismos públicos, la SMA creó una “Red Nacional de Fiscalización Ambiental (RENFA)” donde la Directemar es partícipe de ella.