Determinar el control y especialmente la composición de especies en los desembarques, significa al Estado un alto costo de fiscalización que además impactan fuertemente en las pesquerías en estado de plena explotación o sobreexplotados, no siendo una ecuación sencilla de resolver.

Lo anterior, trae consigo para el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) grandes esfuerzos financieros y humanos para fiscalizar el cumplimiento de la normativa pesquera. “Hemos detectado declaraciones de desembarques no fidedignas cuando no hay presencia de inspectores del Sernapesca, aumentando las declaraciones de fauna acompañante inexistentes, para así extender la cuota otorgada, con el consiguiente daño que eso trae a la sustentabilidad del recurso”, subraya el subdirector de Pesquerías del Sernapesca, Jorge Toro Da Ponte.

reunion_02

En ese contexto es que un grupo de académicos investigadores de la Universidad de Concepción (UdeC) dieron forma al proyecto denominado Sistema de visión espectral para la discriminación de especies pelágicas pequeñas presentes en la pesca artesanal, que recientemente se adjudicó fondos provenientes del IV Concurso IDeA 2017 de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt).

El grupo de investigadores está conformado por los académicos de la carrera de Ingeniería Civil en Telecomunicaciones de la Udec Jorge Pezoa (director del proyecto), Sergio Torres, Silvia Restrepo y Pablo Coelho; Diego Ramírez, estudiante de último año de ese programa de pregrado; y  el profesor Mauricio Urbina de la Facultad de Ciencias Naturales y Oceanográficas. Además, se asociaron en términos del desarrollo tecnológico que el proyecto pretende alcanzar con la empresa SICPA Government Security Solutions Latam, entidad privada de alcance global dedicada a desarrollar soluciones a problemas que enfrentan los gobiernos en diversas áreas.

Claudio Pino de SICPA explica que decidieron colaborar en este proyecto gracias al trabajo previo desarrollado con el Sernapesca. “En el proceso tecnológico de modernización que la entidad está llevando a cabo se realizaron talleres y reuniones en las que se ha identificado los temas críticos a solucionar, y uno de estos corresponde a la trazabilidad y control de la pesca pelágica (sardina y anchoveta) para producción de harina de pescado”, detalla el ejecutivo.

Caracterización híperespectral

En la práctica, la solución planteada permite, a través de un sistema de caracterización híperespectral de especies pelágicas, determinar con exactitud el volumen de extracción de cada una de las especies (por ejemplo: jurel, anchoveta, sardinas, entre muchas otras) que están siendo capturadas. Este sistema consiste en un proceso que incluye la adquisición de las imágenes hiperespectrales y el análisis de los datos que se obtienen de ellas para determinar ciertas características morfológicas que distinguen una especie de otra, y finalmente aplicar un algoritmo que permite producir un reporte certero sobre la cantidad extraída de cada una de las especies.

reunion_03

En este sentido, Claudio Pino manifiesta que “el objetivo principal es lograr implementar un sistema de control y reconocimiento de especies en la producción de harina de pescado, el cual permita apoyar las labores de Sernapesca en la fiscalización y lograr reducir así la sobreexplotación de los recursos marinos, y como fin último, generar un mercado sustentable para la pesca pelágica”.

Por su parte, Jorge Toro Da Ponte valoró positivamente el impacto que tendrá esta investigación científica en el sector: “Tenemos grandes expectativas respecto de este trabajo que hemos comenzado a desarrollar con la universidad y la empresa SICPA, para poder establecer herramientas tecnológicas de control que nos permitan una mayor eficiencia y eficacia en las labores de control y vigilancia de la pesquería pelágica que se desarrolla en la región del Biobío; la cual genera mucho empleo, dinamizando de forma importante la economía, por lo que se hace necesario mantener un control lo más acucioso posible”.

reunion_01

Toro además hizo proyecciones sobre las futuras aplicaciones que pueden tener los resultados de esta investigación: “Este proyecto puede plantear beneficios más allá de la fiscalización, en otros ámbitos en que desarrolle funcionalidades, como por ejemplo, en la acuicultura. Iremos progresivamente evaluando la aplicabilidad de este proyecto en otras áreas de la actividad pesquera”, enfatizó en la reunión de presentación del proyecto en la UdeC, en la que además de los científicos involucrados participaron Claudio Pino y Jorge Trujillo de SICPA, y la directora regional de Pesca y Acuicultura, Lilian Troncoso, entre otras personas.

En la instancia se presentaron los primeros resultados del proyecto, donde ya se puede observar la eficiencia de la tecnología de discriminación de especies, la que presenta una tasa de acierto superior al 90%.