Creciente preocupación está generando entre los sectores productivos, fundamentalmente asociados a actividades en el mar, la aplicación de la denominada Ley Lafkenche. La normativa, que data de 2009, busca resguardar los derechos de las comunidades indígenas respecto del borde costero, generando instrumentos que han traído algunas complicaciones para el desarrollo de este tipo de actividades, fundamentalmente la acuícola.

Por ello, han aumentado considerablemente las consultas de las compañías hacia los gremios. Ante esta realidad, la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa), que preside Bernardo Larraín, creó una mesa de trabajo, que si bien está en una etapa informal, pues aún no se anuncia oficialmente, reúne a los gremios para consensuar un diagnóstico al respecto.

Su primera sesión se llevó a cabo a finales del mes de noviembre y la segunda se concretó en enero. “La idea de esta mesa es consensuar un diagnóstico para después, con las autoridades que haya, formar una mesa público privada en la cual podamos trabajar. Si somos capaces de ponernos de acuerdo esperaría que en el mes de marzo o abril tengamos resultados”, sostuvo Rafael Palacios, Director de Políticas Públicas de Sofofa.

“Estamos levantando información, casos, proyectos de inversión que están paralizados. Todo lo necesario para hacer un buen diagnóstico y a continuación una buena política pública”, agregó.

Para seguir leyendo la noticia, vaya a la página 46 de La Tercera: http://edition.pagesuite.com/html5/reader/production/default.aspx?pubname=&pubid=33084897-397a-48cc-b3c0-3ce1ec447137