Humphreys mantuvo en “Categoría BBB+” la clasificación de los bonos emitidos por Grupo Empresas Navieras S.A. (GEN) y la tendencia en “Estable”. La clasificación de riesgo asignada a la emisión de los títulos de deuda, con cargo a la línea de bonos de la compañía, se sustenta en la experiencia del grupo en el giro propio de sus inversiones-filiales y su focalización en negocios asociados con el transporte y la logística.

También se reconoce que GEN sea la controladora de sus principales inversiones, Agunsa y Froward (debido al reducido historial que impide estimar con certeza sus utilidades, se excluye a CMC de este análisis). Esto último, le permite determinar su política de dividendos y con ello los flujos que recibe por este concepto, pudiendo adaptarse a las necesidades del momento, en particular para el pago de sus propios compromisos financieros.

Adicionalmente, se ha incorporado como un factor positivo el elevado valor de las inversiones productivas de GEN en relación con el nivel de su deuda financiera individual. Sólo las acciones de la filial Agunsa presentan una valorización, según el precio en bolsa promedio de los últimos doce meses de US$ 203 millones.

Así, el precio bursátil de Agunsa ponderando por el porcentaje de la propiedad controlada por GEN alcanza a US$ 164 millones. Esta cifra corresponde a 2,0 veces la deuda financiera individual del emisor. Desde la clasificadora señalaron que esta se mantienen permanente monitoreando esta fortaleza, puesto que el valor de las acciones registran fluctuaciones. Incluso, entre diciembre de 2016 y diciembre de 2017, este título accionario exhibió un aumento superior a 70%.

Otro atributo que apoya la clasificación de la línea de bonos corresponde al posicionamiento y solvencia de Agunsa, empresa cuyos ingresos y generación de utilidades han mostrado una elevada estabilidad, situación que le ha permitido a GEN contar, a lo largo del tiempo, con un flujo de dividendos con bajo riesgo relativo y un monto suficiente en relación con el pago anual de los bonos.

Sin embargo, durante 2016 –producto de la venta del negocio de portacontenedores por parte de CCNI en marzo de 2015, y a la consecuente pérdida de contratos de prestación de servicios con esta empresa– los ingresos y las utilidades de esta filial exhibieron una disminución respecto de resultados del pasado. Con todo, en solo los primeros nueve meses del presente año el EBITDA de Agunsa ha sido superior al registrado previamente por la compañía en el período 2009-2013.

En forma complementaria, también se incorpora positivamente la participación del grupo, a través propio y de Agunsa, en diversas concesiones de infraestructura de transporte, como son aeropuertos y puertos marítimos, situación que ayuda a la diversificación de ingresos de la compañía a través de la recepción de dividendos.

Del mismo modo, si bien se reconoce que GEN no es controladora de los puertos de Arica y Antofagasta, sí se considera positivamente su presencia en dichas inversiones, por cuanto constituyen una fuente adicional de flujos de caja, a través de la recepción de dividendos.

Con todo, el puerto de Arica ha sido reclasificado como disponible para la venta, y los flujos procedentes de su eventual enajenación permitiría a la compañía reducir sus niveles de endeudamiento.

De igual forma, se informó que beneficia la clasificación asignada el potencial de mayor desarrollo del comercio internacional y el efecto positivo que esto tendría en la generación de ingresos del emisor. Desde otra perspectiva, la clasificación de riesgo se encuentra restringida por la dependencia del flujo de caja de GEN al reparto de dividendos de sus filiales, lo cual puede verse afectado en ciertos períodos por temas meramente contables.

La clasificación toma en cuenta la dependencia de las inversiones del emisor, en mayor o menor grado, al comportamiento del comercio exterior chileno, así como los riesgos específicos asociados a Agunsa, Cabo Froward y CMC.