Fuente: Marine Harvest Chile.Recientemente, Marine Harvest Chile logró la certificación de Sernapesca del centro de cultivo de salmón Atlántico “Yaotal”, ubicado en las inmediaciones de Isla Lemuy, por no uso de antimicrobianos durante su fase de agua mar. La importancia de este logro radica en que se trata del primer centro de cultivo de salmón Atlántico sin uso de antibióticos en las regiones de los Lagos y Aysén. Esta especie representa más del 70% de la producción salmonídea de Chile.

Este logro se suma a las más de 2.500 toneladas producidas por Marine Harvest Chile que nunca fueron tratadas con antibióticos, y exportadas a más de 20 países durante el 2017.

No obstante, todo el producto de Marine Harvest Chile cuenta con controles permanentes para certificar su inocuidad, cumpliendo con los requerimientos de los mercados de destino y los más exigentes estándares internacionales.

El gerente general de Marine Harvest Chile, Fernando Villarroel, aseveró que obtener el primer centro de salmo Atlántico sin uso de antibióticos es un logro basado en las buenas prácticas productivas implementadas por la compañía. “Estamos trabajando duro por lograr una producción sustentable en Chile, además, esperamos que en el futuro una nueva regulación nos permita afrontar de mejor manera los desafíos que tenemos”, destacó el ejecutivo agregando que “esta nueva regulación debiera enfocarse en reducir el número de licencias, tener una mayor capacidad de producción por ubicación, más distanciadas entre si, para que se logre una mejor distribución de las cargas de producción de los barrios, y que el crecimiento dependa de mejoras de los indicadores sanitarios individuales, esto debiera permitir mejores resultados biológicos y sanitarios y por ende una industria más estable”.

Por su parte, Jorge Mancilla, gerente de Salud y Nutrición de Peces de Marine Harvest Chile e integrante del Taller de la FAO “El Uso de Antimicrobianos en la Acuicultura en América Latina: Desafíos y Perspectivas Futuras”, señaló que el logro del centro Yaotal radica en una estrategia productiva y sanitaria. “Basada en las buenas prácticas de cultivo y bienestar animal, hemos logrado la primera producción certificada sin uso de antibióticos en Los Lagos y Aysén, partiendo desde la selección genética, una adecuada fase de agua dulce, estrictos controles sanitarios, vacunas preventivas con cepas vivas y un personal muy capacitado en el centro de cultivo, implementando las mejores prácticas sustentables, algo que la propia FAO ha recomendado”, resaltó.

Se puede destacar que Marine Harvest Chile utiliza antibióticos solo para fines terapéuticos y no preventivos. Estos son prescritos solo por médicos veterinarios autorizados e informando el consumo de antimicrobianos a la autoridad competente, publicando además en forma voluntaria esta información en su reporte anual de sustentabilidad.

El uso de antibióticos en Chile ha estado determinado por la alta prevalencia de enfermedades bacterianas, a diferencia de países del hemisferio norte, como Noruega, donde son más severos las enfermedades virales y para lo cual el uso de antibióticos no es una opción. El Síndrome Rickettsial del Salmón o SRS, es la principal enfermedad bacteriana que afecta el ciclo del salmón en Chile, la que, al ser una bacteria intracelular, se vuelve muy difícil de controlar.