Y fue en diciembre del año pasado cuando el CSMC confirmó la contratación del Dr. James E. Griffin como director ejecutivo (CEO, por sus siglas en inglés), quien ha destacado por desempeñarse como profesor asociado en la Universidad Johnson & Wales y poseer más de 30 años de experiencia en la industria de productos del mar, en la fabricación, servicios y comercialización de alimentos, relaciones públicas e innovación, además de ser reconocido como experto culinario y de sustentabilidad a nivel mundial.

Antes de unirse a Johnson & Wales en 2015, Griffin se desempeñó como CEO de la División Coolfish de Slade Gorton & Co entre 2012 y 2014.

Durante esa labor, el Dr. Griffin encabezó la compra de millones de libras de salmón Atlántico (Salmo salar) cultivado en Chile. “Y siempre preferimos el salmón chileno por su calidad, consistencia y disponibilidad”, comienza recordando en entrevista con AQUA.

Consultado entonces por qué el precio del producto del país sudamericano ha sido castigado en los últimos años al compararlo con el proveniente de otras naciones salmonicultoras, como Canadá, Noruega, Reino Unido y las Islas Faroe, responde que precisamente para eso se creó el CSMC: “Nuestro enfoque está siendo fortalecer la imagen y la marca del salmón chileno, ya sea con los consumidores, importadores, retail, servicios de alimentos, entre otros. En definitiva, estamos posicionando al salmón de Chile como un producto premium y una opción preferida en Estados Unidos, difundiendo todas sus bondades, entre estas su origen patagónico, sabor y aporte nutricional”.

Y a poco andar del CSMC –se lanzó oficialmente en la feria internacional Seafood Expo North America, realizada en marzo de 2017 en Boston–, las palabras del Dr. Griffin hacen sentido. Es que, de acuerdo con cifras de la consultora IndexSalmon reportadas a AQUA, el salmón chileno fue el que más aumentó su precio durante el año pasado y mantuvo el primer lugar en términos de participación de mercado (datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica, NOAA).

GRÁFICO

GRÁFICO2

Salmón v/s otras especies

Sobre la relación entre la demanda por salmón y otros productos del mar en Estados Unidos, el Dr. Griffin sostiene que “es simple y a su vez complejo”.

Argumenta que es simple desde la perspectiva de las principales especies consumidas, como el camarón, salmón, atún, tilapia y abadejo de Alaska, que no han cambiado tanto en la última década.

“Ello demuestra que el salmón sigue siendo una de las principales especies en Estados Unidos. Ahora bien, cuando pasas de las diez especies más demandadas, las cosas se vuelven complejas. En este contexto, mi investigación sugiere que las preferencias de productos acuícolas-pesqueros se regionalizan cuando pasas ese grupo”.

Para el timonel del CSMC, las zonas del país como el nordeste, sudeste, centro y oeste se fragmentan hacia especies locales y perfiles de sabor una vez que se superan las diez principales. “Lo importante, eso sí, es que lo que era un patrón fijo hace dos décadas, ahora ha cambiado a que los consumidores de áreas interiores son cada vez más flexibles, lo que abre la oportunidad para introducir nuevas especies y productos con valor agregado”, sostiene el Dr. Griffin, añadiendo que ante este nuevo escenario, “Chile tiene mucho que decir”.

Las declaraciones íntegras del Dr. James E. Griffin serán parte de una entrevista en profundidad que circulará con la próxima edición de Revista AQUA.