(Fis) El Senado de Washington (Estados Unidos) aprobó un proyecto de ley que apunta a eliminar gradualmente el cultivo de salmones en balsas-jaula en aguas del estado y ponerle fin en el año 2025, cuando caducarán las concesiones existentes.

El “Proyecto de Ley del Senado 6086”, aprobado por 35 votos a favor y 12 en contra, ahora será enviado a la Cámara de Representantes para su consideración, informó The Seattle Times.

Antes de la votación, el gobernador Jay Inslee calificó a los centros salmonicultores como “un riesgo que es intolerable” y culpó a Cooke Aquaculture por la “marcada falta de responsabilidad” que llevó al colapso de una jaula de su centro de Cypress Island en el verano pasado.

Vea >> Cooke confirma escape masivo de salmones en medio de eclipse solar

La empresa canadiense posee y opera varios centros de cultivo de salmón Atlántico (Salmo salar) alrededor de Puget Sound.

Las agencias estatales que llevaron a cabo investigaciones concluyeron que el daño de la jaula se debió a una negligencia de Cooke. La empresa no había limpiado las redes de las jaulas de salmón de manera adecuada, por lo que estaban excesivamente cargadas de mejillones y otros organismos marinos.

Cooke también malinformó al público sobre la causa y el alcance del escape de peces de sus instalaciones de Cypress Island. Los investigadores determinaron que en realidad escaparon a las aguas de Washington más salmones que los que había declarado, y que habría más de 200.000 desaparecidos.

“Este riesgo es simplemente demasiado grande”, afirmó el gobernador Inslee. “Ya no es aceptable para la gente del estado de Washington exponer nuestras aguas a la amenaza de los ‘rediles’ de salmón Atlántico”, añadió.

El senador Kevin Ranker, D-Orcas Island, copatrocinador del proyecto de ley, argumentó que “el salmón silvestre está amenazado” y dijo que “este tipo de comportamiento negligente de esta corporación no puede pasar desapercibido”.

“Malentendido”

Un proyecto que sustituiría a la eliminación gradual de la industria, respaldado por Cooke, el cual exigía a los operadores utilizar solo salmones hembra después de que expiren sus contratos de arrendamiento, fue derrotado fácilmente, al igual que una enmienda que requeriría más estudio.

Cooke ya ha perdido contratos de arrendamiento para operar cinco de sus nueve centros debido a la ejecución por parte de la comisionada estatal de Tierras Públicas, Hilary Franz. La compañía está peleando en un tribunal por la finalización de uno de los contratos de arrendamiento, en Port Angeles, alegando que se basa en “un malentendido”.

Lea >> Cooke Aquaculture argumenta su demanda al estado de Washington

En un correo electrónico enviado a The Seattle Times, Joel Richardson, vicepresidente de relaciones públicas de Cooke Aquaculture, expresó: “Aunque estamos decepcionados en esta dirección, nuestra empresa familiar y nuestros empleados locales se han comprometido a trabajar con legisladores y autoridades reguladoras para continuar operando nuestros sitios de cultivo de peces en Washington de forma sustentable”.

Presione aquí para ver la nota en su fuente original de Fis.