Desde la creación durante el año pasado del programa Science ON de BioMar, numerosos científicos han podido interactuar con distintos actores y tomadores de decisiones de la industria acuícola. Desde clientes hasta investigadores nacionales han dialogado sobre temas como nutrición, salud, sustentabilidad e innovación.

Esta primera versión de 2018 contó con la presencia y apoyo de la empresa AkerBiomarine, socios estratégicos en el suministro del krill como materia prima de valor nutricional, funcional y sustentable. Es así como la reunión tuvo como objetivo dar a conocer los beneficios de este pequeño crustáceo compuesto balanceado en dietas de engorda para salmones y su evidencia en terreno.

Como expositores participaron la científica y PhD. en Acuicultura especialista en nutrición de peces Tibi Benítez-Santana e Ian Bouchard, vicepresidente de ventas de AkerBiomarine.

La doctora especialista en lípidos presentó la ventaja de los fosfolípidos en las dietas con incorporación de krill. “Los ácidos grasos omega-3 de la harina de krill se unen principalmente a los fosfolípidos. Estos son bloques de construcción en todas las membranas celulares y por lo tanto son buenas moléculas de suministro de ácidos grasos omega-3 en los tejidos. En la harina de pescado, la mayoría de los ácidos grasos omega-3 se encuentran en forma de triglicéridos, los cuales pueden ser utilizados como energía o almacenados en forma de grasa”, destacó la doctora Tibi Benítez-Santana.

“Además permite estimular la alimentación, dando lugar a un mayor crecimiento beneficiando las dietas de inicio, crecimiento y transición y así aumentando el rendimiento, junto con contribuir a un sistema inmune más fuerte y generando una mayor capacidad de resistencia a patógenos específicos y al estrés, como también reduciendo las manchas de melanina que se producen en el filete”, destacó la experta.

IMG_3462

Por su parte, Ian Bouchard presentó los avances tecnológicos desarrollado por AkerBiomarine y su evolución a través de los años, destacando el Eco-Harvesting 2.0 patentado por la compañía que permite acceder a la certificación del Marine Stewardship Council (MSC), la cual asegura que el suministro de esta materia prima es sustentable en el tiempo.

De igual manera, se presentaron los resultados de un estudio a consumidores realizados en los mercados norteamericano, europeo y noruego, para evaluar el potencial de crecimiento en la comercialización de pescados. En esta línea, se detalló que en Norteamérica el 60% de los minoristas esperan un crecimiento positivo en productos con valor agregado, posicionados a través de la sustentabilidad, calidad y responsabilidad social. “Por lo tanto, la incorporación de ingredientes únicos permitirá diferenciar productos que al final del día los consumidores estarán dispuestos a pagar más, ya que son sustentables, y con una clara comunicación y transparencia”, afirmó el vicepresidente de ventas de AkerBiomarine.

El programa

Science On está dirigido a profesionales y ejecutivos que desean compartir un crecimiento en su liderazgo ejecutivo en el ámbito de la industria del salmón. Se busca ampliar la formación de los participantes, y así puedan evaluar las decisiones de negocios que respondan adecuadamente a los múltiples riesgos y necesidades de los mercados que enfrentan.

“Entre más irreversibles son las decisiones, mayor esfuerzo debes asignarle a la evaluación. Estas decisiones incorporan el impacto de la competencia, el valor de la flexibilidad y lo no cuantificable, y es ahí donde BioMar busca minimizar aquellos riesgos, bajo decisiones informadas y con el mayor conocimiento en profundidad sobre las materias requeridas por la industria”, concluyó el gerente comercial de BioMar Chile, Francisco Valdés.