$2.500 millones, incluyendo equipos y equipamiento, es la inversión total que permitió la construcción del moderno Laboratorio de Salud Pública, Ambiental y Laboral de Aysén, que fue inaugurado este lunes 5 de marzo en la ciudad porteña.

“Es una estructura de casi 800 metros cuadrados (m2) que al Ministerio de Salud le ha significado más de $1.600 millones, con un estándar muy alto de calidad. Está dentro de la Red Nacional de Laboratorios, no solamente para marea roja, sino que es un laboratorio de salud pública, ambiental y laboral para contar con distintos análisis en nuestra región y no tener que depender de enviar estos análisis al Instituto de Salud Pública (ISP), por ejemplo. Por lo tanto es un avance también en lo productivo y en la salud pública para toda la comunidad”, destacó la secretaria regional ministerial (seremi) de Salud de Aysén, Ana María Navarrete.

Se trata de una obra que es parte del Plan Especial de Desarrollo de Zonas Extremas (PEDZE) para la región de Aysén y tiene por objetivo garantizar la salud de los habitantes del patagónico territorio. “Estamos muy contentos por poder cumplir con el compromiso de establecer un nuevo laboratorio para la región de Aysén y en la comuna de Aysén, desarrollando infraestructura pública para un Chile más desarrollado y con mejor calidad de vida. De este modo los exámenes o ensayos se van a realizar en la comuna de Aysén y con ellos se mejorarán los tiempos de respuesta”, dijo por su parte el seremi de Obras Públicas, Marcio Villouta, quien asistió como representante de la intendenta regional, Karina Acevedo Auad.

El nuevo laboratorio dotará a la región de la capacidad técnica necesaria para realizar análisis químicos y microbiológicos de toxinas marinas, agua, alimentos y residuos veterinarios. Permitirá, además, fortalecer la capacidad fiscalizadora de la autoridad sanitaria.

El presidente del Consejo Regional de Aysén, Julio Uribe, valoró la apuesta del Gobierno para aprobar recursos complementarios para la obra: “El Gobierno Regional aprobó $423 millones para un equipamiento de última tecnología para apoyar a los pescadores artesanales y en definitiva a toda la comunidad, para tener una información más exacta y mejores niveles de trabajo para el esclarecimiento de las toxinas marinas”.

De acuerdo con las autoridades, la presencia de este nuevo laboratorio fomentará y mejorará la competitividad de la región en la producción que se destina al resto del país y el mundo.

Rosa Guaquel, de la Comunidad Mapuche Huilliche Guaquel Mariman, también aprobó la concreción de esta obra emblemática para la administración Bachelet. “Es un edificio hermoso, muy moderno y que irá en beneficio de nuestra gente de Puerto Aysén, nuestros pescadores y la gente que trabaja en el mar y servirá para prevenir cualquier situación difícil, como las de salud”, subrayó.

La nueva infraestructura contará además con nuevos profesionales para las distintas áreas de su competencia.