“Great Performance” busca destacar los resultados productivos y reconocer los desempeños sobresalientes en los centros de cultivo de salmones en mar de Cermaq, donde el rol que cumple el equipo de trabajo es fundamental para la administración de los recursos y la incorporación de conocimiento especializado.

En esta oportunidad, los centros del área de Aysén denominados “Churrecue” y “Punta Victoria” fueron reconocidos por su “Great Performance” en la compañía, con un desempeño sobresaliente en la especie salmón Atlántico (Salmo salar). Para la obtención de este reconocimiento se consideran varios indicadores productivos, como los factores de conversión de alimento (FCR), los costos de producción (ex jaula) y los porcentajes de calidades premium obtenidos luego de la cosecha durante el ciclo productivo 2016-2017.

“La búsqueda de resultados de excelencia es una prioridad para la compañía”, aseguró el director de Agua de Mar de Cermaq Chile, Javier Herrera, quien añadió que “Great Performance” es el “reflejo del continuo esfuerzo que hemos venido desarrollando en todos los ámbitos para obtener resultados sobresalientes. Además, muestra que el compromiso de los equipos de trabajo hace la diferencia, lo que nos permitirá consolidar la posición de la empresa como la número uno, a lo largo del tiempo”.

El centro “Churrecue” fue sembrado entre junio y julio de 2016, con peces provenientes de las pisciculturas de Coipue y Río Pescado. Para Raúl Andrade, jefe del centro, el logro de estos resultados se debe “al uso de dietas de alta energía en el ciclo, sumado a la baja incidencia de ataque de lobo, lo que causó una buena condición de salud de los peces. También la instalación del fotoperiodo contribuyó al logro de estos resultados. Otro aspecto crucial, fue la consolidación del equipo de trabajo y el control permanente del estado de los peces, lo que fue prioridad para todos nosotros”, aseveró Andrade.

“Punta Victoria”, en tanto, también fue reconocido por su “Great Performance”. El jefe de este centro, Héctor Barría, atribuyó la obtención del resultado a que “son peces que llegaron desde las pisciculturas de Coipue y Río Pescado, donde el uso de dietas de alta energía ayudó; además tuvimos baja presencia de SRS, por la utilización de vacunas, lo que implicó una baja mortalidad”.

Por su parte, Carlos Ampuero, quien es asistente técnico, resaltó la importancia del control en terreno: “Fue relevante contar con el apoyo de más técnicos, lo que permitió incrementar el control y monitoreo del proceso. Esto, junto con el fortalecimiento del equipo de trabajo, donde logramos tener una gran coordinación”.

Sobre la obtención de estos resultados, el gerente regional de Cermaq en Aysén, Juan Berasay, afirmó que “se entendió el mensaje. Los muchachos tomaron la jefatura de centros con ciclos bien avanzados y revirtieron indicadores que no venían tan positivos. Además, como gerencia nos preocupamos de mejorar las condiciones de habitabilidad del personal, lo que suma para el bienestar de nuestra gente. Se usaron nuevas estrategias sanitarias que nos dieron excelentes resultados. Y obviamente, fue crucial el apoyo de todos los que participaron y se comprometieron en lograr las metas propuestas, lo que contribuyó para que los centros ‘Punta Victoria’ y ‘Churrecue’ obtuvieran el reconocimiento ‘Great Performance'”.