La inserción de la mujer en la actividad laboral no es ninguna novedad, ya que desde hace bastante tiempo se han ganado espacios en este ámbito, ocupando cargos de diversa índole y en distintos rubros productivos.

En este contexto, la industria salmonicultora también ha dado espacios a las mujeres para que desplieguen sus capacidades al desarrollo de este importante actividad nacional, desafío al que Cermaq se ha sumado y no solo en las actividades más tradicionales, sino que apostando por ellas en cargos que mayoritariamente son desempeñados por hombres.

Para Francisco Miranda, gerente general de Cermaq, la incorporación de las mujeres a la compañía, ha demostrado la versatilidad que tienen y las capacidades para desempeñarse en cualquier cargo. “En Cermaq hemos brindado los espacios, para que las mujeres ocupen puestos no tradicionales, donde ellas han demostrado con su desempeño un  gran compromiso con la compañía, por lo que estamos muy satisfechos con la decisión. Esta posibilidad, creemos, debe continuar promoviéndose al interior de la organización y en el resto de las empresas”, enfatizó el ejecutivo.

En tanto, para la directora de Recursos Humanos de Cermaq, Paula Hojas Farías, la labor de las mujeres le da un sello especial a lo que hacen. “Muchas de las características que mencionan nuestras trabajadoras, como la capacidad de planificación y organización del trabajo, considerando los elementos más técnicos; y la generación de un espacio de trabajo más acogedor, donde la atención a los detalles y el buen trato prevalezcan, es sin duda un sello positivo, que evidencia el contribución que las mujeres realizan en el desempeño de su labor, lo que marca la diferencia”, indicó la ejecutiva.

A continuación, y en el marco de la celebración del “Día Internacional de la Mujer”, algunas historias que representan el esfuerzo y entrega permanente que caracterizan a las mueres que se desempeñan en Cermaq.

Karin Ariela Gómez Ruíz

Karin Goméz. (Fuente: Cermaq)Sergio Cárcamo, jefe de Operaciones, se refiere al trabajo con Karin como una experiencia nueva, ya que nos es habitual en el mundo del buceo, contar con mujeres. “Ella es un aporte, ya que es muy preocupada de sus pares y de la seguridad en la faena”. Destacó también que Karin cumple un doble rol, porque además de realizar labores de buceo, tiene entre sus responsabilidades la supervisión, por lo que la considera además, una líder para su equipo de trabajo.

¿Cuáles son las labores habituales que desarrollas en la compañía?

Yo hago todo lo referido a mantención de redes loberas y peceras, esto implica buceo hasta 36 metros, la instalación de redes, costurar, cortar, instalar y retirar, junto con la mantención del equipo personal.  También me corresponde además de bucear, asistir a mis compañeros.

¿Cuáles son los desafíos a los que te ves enfrentada como mujer?

La gente que trabaja en el mar no está habituada a ver mujeres en cargos como el mío, por lo que al principio, puede generar un poco de resistencia, por eso yo me enfoco en mi trabajo y demuestro en el quehacer diario mis capacidades. Algunas veces se cree que por ser mujer mi capacidad física es menor, pero uno se valida demostrando compromiso con la pega, ya que actualmente existen herramientas que te ayudan para que tu no hagas directamente la fuerza, porque ya no se trabaja a lo bruto.

¿Qué características tienen las mujeres que consideras aportan al desarrollo de la compañía?

Las mujeres contribuimos al orden. Es diferente cuando hay una mujer en grupo, ya que tenemos más orientación al detalle, también aportamos una forma distinta de relacionarnos.

¿Qué podría ayudar para que más mujeres se incorporen en cargos como el tuyo?

Sacar como esa idea que tienen los hombres que las mujeres no pueden o que sufren en el mar. Porque aunque me dé frío, a mí me hace feliz lo que hago, me gusta mi pega.

¿Cuesta mucho compatibilizar la vida laboral con la familia? ¿Por qué?

Para nada. No tengo problema ya que mis hijos son grandes tiene 19 y 17 años y además por mi sistema de trabajo tengo la posibilidad de llegar todos los días a mi casa, lo que me facilita compatibilizar ambos aspectos.

Pía Carola Hermosilla Varas

Pia Hermosilla (Fuente: Cermaq)Nuestra encargada de Operaciones en Aysén, es hace cuatro años parte de la dotación de la compañía y hace un año que se desempeña en el área de operaciones.  Se formó como Ingeniero Comercial en la Universidad de la Frontera en Temuco.

Juan Berasay, gerente de Aysén, destaca en Pía su permanente responsabilidad y compromiso con el trabajo y con Cermaq, sumado a su buena capacidad de gestión, lo que hace que sea un gran aporte para la concreción de los objetivos de la compañía.

¿Cuáles son las labores habituales que desarrollas en la compañía?

Yo soy responsable de la logística, la coordinación de embarcaciones, el traslado de materiales, víveres, junto con el transporte de combustible, además de supervisar el funcionamiento de las bodegas y los centros de cultivo. También estoy a cargo de las embarcaciones menores y sus tripulaciones, lo que involucra coordinar los ingresos, los turnos de trabajo y los zarpes.

¿Cuáles son los desafíos a los que te ves enfrentada como mujer?

En Cermaq yo te diría que no es tanto, la resistencia ha sido más en la región ya que soy la única mujer en este tipo de cargo. La resistencia es al principio cuando recién me conocen, porque tengo buena llegada y  buen trato con los demás, por lo que me valido rápidamente. Además, conozco harta gente y eso facilita mi trabajo. Esta forma de relacionarme ha dado bueno frutos, ya que mantengo buenas relaciones con el resto de las empresas de la zona, las distintas autoridades regionales, municipales y marítimas, además del gremio salmonero, a través de SalmonChile.

¿Qué características tienen las mujeres que consideras aportan al desarrollo de la compañía?

El trato y el respeto. Somos más ordenadas, tenemos mayor capacidad de planificación y eso se nota porque en la empresa se han ido incorporando un mayor número de mujeres.  El hecho que hayan confiando en mí para este cargo refleja, por ejemplo,  la valoración de esas competencias.  Las mujeres también somos creativas, ya que en este tipo de trabajo es importante aportar con soluciones que no vienen hechas, obviamente uno va aprendiendo en el día a día y sobre eso puedes crear.  Y lo más importante harta paciencia.

¿Qué podría ayudar para que más mujeres se incorporen en cargos como el tuyo?

La oportunidad. Capacidad hay,  sólo hay que preparar a más mujeres para que se desempeñen en este tipo de cargos,  porque aquí tú te formas en el día a día, es ahí donde vas aprendiendo.

¿Cuesta mucho compatibilizar la vida laboral con la familia? ¿Por qué?

No en mi caso, tengo la suerte de tener el apoyo de mi marido, porque él es quien se queda de mamá y papá cuando yo me embarco.  Esta pega requiere de mucho terreno y si tú te ordenas eso te ayuda a compatibilizar bien el tiempo familiar.

Ingrid Verónica Ojeda Valencia

Ingrid Ojea (Fuente: Cermaq)Jefe de Centro en Colaco R&D. Esta viñamarina se formó en Ingeniería en Acuicultura en la quinta región, hace 13 años y recién titulada se vino a la zona a trabajar. En la actualidad ya lleva 11 años trabajando en la empresa.

Christian Correa, subgerente de R&D, señaló la importancia de Ingrid no solo en Colaco, sino que en el Área de R&D, ya que según si opinión, le da un toque femenino, al ser la única mujer del equipo de trabajo. “Es un siete como trabajadora, comprometida  y muy cercana con su gente. Además, ella no sólo lleva muy bien sus obligaciones, sino que lleva proyectos de importancia de otras áreas, lo que implica el control de información simultánea, manejándola de manera muy ordenada y eficaz”.

¿Cuáles son las labores habituales que desarrollas en la compañía?

Mis tareas son básicamente controlar los protocolos de los proyectos que llevamos a cabo en el centro, que implica por ejemplo, coordinar muestreos de análisis asociados a algún proyecto, entregar información de los resultados, junto con supervisar que todo ande bien en el centro.

¿Cuáles son los desafíos a los que te ves enfrentada como mujer?

Cuando recién entre a trabajar a esta industria en un principio costo que la gente se adaptara, que te consideraran parte del equipo, muchas veces a los hombres – este es un  mundo de hombres-, les cuesta mucho trabajar con mujeres. En realidad la adaptación mutua fue difícil, al sistema de trabajo, porque este es un trabajo rudo.  Como mujer, tus compañeros esperan que hagas lo mismo que ellos, y una trata de no quedarse atrás, entonces pones esfuerzo y tratas de hacer lo mismo que ellos (a nivel físico) y eso cuesta un poco. Ponerte a la altura, tirar una malla, subirte a los barcos, pero con el tiempo te vas acostumbrando y también una va conociendo sus capacidades, para ejecutar de buena manera lo que el cargo te exige.

¿Qué características tienen las mujeres que consideras aportan al desarrollo de la compañía?

Que somos ordenadas, más delicadas y programamos las cosas antes que pasen.  Yo siempre he escuchado de los jefes y los compañeros, que cuando estamos nosotras el ambiente que se genera es mejor, los hombres se ponen más respetuosos, hay más armonía en el ambiente laboral.

¿Qué podría ayudar para que más mujeres se incorporen en cargos como el tuyo?

Oportunidades, yo creo que a mí, en su momento, se me dio la oportunidad y la aproveché.  En un momento hubo muchas mujeres trabajando en el rubro, después de la crisis del ISA, obviamente en todos los cargos se disminuyó gente, pero después se notó la disminución de la mujer, de hecho yo soy una de las sobrevivientes de ese período. Creo que faltan oportunidades, pero también el interés de las mujeres en  estos cargos,  porque no todas nos atrevemos a trabajar en esto; en un lugar más expuesto, soportando el frío, el calor, el trabajo más duro. Gran parte de las mujeres que estudiamos ingeniería en acuicultura o algo relacionado a este rubro, optamos por el trabajo en  planta o en una piscicultura,  pero no sólo por el medio sino que por un tema familiar.

¿Cuesta mucho compatibilizar la vida laboral con la familia? ¿Por qué?

Sí, cuesta mucho principalmente cuando se trabaja por turnos. Yo llevo cinco años casada, de los cuales dos estuve trabajando por turnos en Chiloé, fue difícil sobre todo cuando comienzas una familia. Cuando estás soltera tomas muy ligero eso, pero cuando tienes una persona a tu lado que depende de ti o tú dependes de otra persona, es duro. A veces tienes que quedarte más tiempo y eso es complicado, y la otra persona no lo entiende.  Pero para compatibilizarlo bien, una de las cosas importantes, es algo que mi marido entiende muy bien, a mí me gusta mi trabajo, me gusta lo que hago, además como él en algún momento trabajó en este rubro, entiende como es el sistema, entonces me apoya.

María Candelaria Velásquez Guentelican

María Velasquez (Fuente: Cermaq)Es jefe de transporte marítimo y terrestre, dependiente de la gerencia de operaciones. Ancuditana de nacimiento, con formación en administración, este año se prepara para para ingresar a estudiar una carrera con mención en logística, en el Instituto AIEP de Puerto Montt.

Mauricio San Martín, gerente de Operaciones, destaca que María ha demostrado a través del tiempo, ganas de aprender y compromiso con la empresa, también un gran manejo en la planificación del área logística marítima y terrestre, subsanando de buen modo, las dificultades que se le presentan, llegando por eso a la posición que hoy ostenta.  “Ella tiene una disponibilidad a trabajar las 24 horas, los 365 días del año. Siempre llana a dar soluciones a los problemas que se la presentan, y con una alta capacidad para trabajar en ambientes bajo presión, sumado a que su relación con los proveedores internos y externos es muy adecuada también”.

¿Cuáles son las labores habituales que desarrollas en la compañía?

Yo coordino todo lo que es el transporte marítimo y terrestre, enfocado principalmente a las redes, traslado de materiales y distintos insumos, mortalidad. También, estoy a cargo de la dotación de las tres embarcaciones mayores que tiene  la empresa: Antonia, Javiera y Griselda, que incluyen una dotación de  48 personas.  Además de tres embarcaciones menores que son Escarpada 1 ,2 y 3, que implica 18 personas más a mi cargo.

¿Cuáles son los desafíos a los que te ves enfrentada como mujer?

En un comienzo fue un poco complicado, aunque ellos (los trabajadores) respetan bastante a la mujer. Como son solamente hombres es diferente el tipo de comunicación. Al principio hubo personas para las que fue complicado, porque además soy joven y también mujer, eran dos puntos que en realidad complicaron un poco, pero las personas en general me siguen, les doy las instrucciones y ellos la siguen sin problemas, en general me cooperan para que el trabajo sea lo más eficaz posible, en ese sentido tengo el apoyo de las tripulaciones.  Igual se requiere que tengas harta personalidad.

¿Qué características tienen las mujeres que consideras aportan al desarrollo de la compañía?

Yo creo que el compromiso, la alegría en eso cooperamos las mujeres y básicamente en el apoyo, la gentileza, nosotras aportamos en ese tema, porque a veces los hombres son un poquito brutos, en las relaciones, los hombres son más serios y la mujeres ponen la parte más agradable.

¿Qué podría ayudar para que más mujeres se incorporen en cargos como el tuyo?

Quizás que hayan personas como las que me tocaron a mí,  yo en diciembre del año pasado asumí este cargo. A mí me encanta  mi trabajo, aunque absorbe mucho tiempo, porque es de lunes a lunes y todos los días de año, pueden haber emergencias para navidad y año nuevo y una tiene que estar siempre disponible, yo vivo con el teléfono y conectada al correo. A a mi gusta el trabajo que hago y me siento respaldada y apoyada también por la jefatura que tengo.

¿Cuesta mucho compatibilizar la vida laboral con la familia? ¿Por qué?

La verdad es que mi familia está involucrada en lo que hago, por ejemplo que yo les diga la barcaza tiene tal tema, esto les es como familiar. Cuando estoy en la casa ocupada y por alguna razón no puedo tomar el teléfono, mi hijo les contesta a los chicos  y me dice el capitán dice tal cosa y  pasa el recado sobre lo que hay que hacer,  y eso que mi hijo tiene 8 años. Mi mamá sabe que es un tema que me gusta. Yo partí viajando todos los días desde Ancud a Dalcahue, me movilizaba a veces hasta en los camiones de cosecha para poder trasladarme. En realidad ellos saben que ha sido un tema que me ha costado, pero que me gusta mucho.

Rosa Joana Chavez Paredes

Rosa ChávezTrabaja como operaria en el centro Llancacheo, del área de Calbuco. Tiene una hija de 6 años y vive con su hermana y su madre en la Isla de Puluqui.

Julio Soto, jefe del Centro Llancacheo, se refirió a ella como una persona preocupadísima de cumplir muy bien con las tareas que se le asignan, desempeñándolas de manera impecable, además con alto compromiso con su  trabajo, “siempre dispuesta a cumplir con sus labores, incluso más allá de lo esperado para su posición”.  Es un aporte para la compañía, responsable, muy organizada y además de mantener un buen diálogo con la jefatura, es muy directa cuando necesita plantear alguna inquietud o requerimiento.

¿Cuál es su ocupación actual en la compañía?

Me desempeñó como operaria,  yo hago el manejo de la alimentación, la mortalidad, en cosecha,  también en las maniobras del centro de cultivo, llevo cuatro años acá y es  la primera vez que trabajo en una salmonera, porque antes había trabajado en la siembra y cosecha de mejillones.

¿Cuáles son los desafíos a los que te ves enfrentada como mujer?

A veces tengo que desempeñar labores con fuerza, en la noche cuando hay que entrar a la cosecha  y acarrear tachos de mortalidad, pero me gusta, estoy acostumbrada. Al principio cuando llegué  me costaba  llevar un trabajo donde en general son puros hombres, pero con el tiempo una se acostumbra y yo trabajo a la par con ellos, no tengo nada que me impide hacer lo que ellos hacen.

¿Qué características tienen las mujeres que consideras aportan al desarrollo de la compañía?

Yo creo que uno puede desempeñar la misma labor que los hombres. Todos podemos ser iguales, no hay ninguna diferencia, uno igual puede, independiente del trabajo que sea uno puede desarrollarlo.  En todo caso las mujeres somos más responsables.

¿Qué podría ayudar para que más mujeres se incorporen en cargos como el tuyo?

Que no sean tan machistas, ya que todos podemos hacer los mismo trabajos, todas las empresas debieran dar más oportunidades a las mujeres.

Angélica Barrientos Yáñez

Angélica Barrientos. (Fuente: Cermaq)Trabaja como Prevencionista de Riegos en el Área de Chiloé Norte.  Reside en la actualidad en Quemchi y se formó en Prevención de Riesgos en el Instituto La Araucana en la ciudad de Puerto Montt.

José Cid, subgerente de Chiloé Norte, reconoce a Angélica como una trabajadora muy comprometida, que siempre está en terreno, sus obligaciones siempre están al día, teniendo  todas las inspecciones de las faenas hechas, además de ser muy ordenada en su trabajo, por lo que se destaca en el desempeño de su labor.

 ¿Cuál es su ocupación actual en la compañía?

Estoy a cargo de las capacitaciones, inspecciones a las instalaciones de los centros, observaciones de seguridad al personal,  inspecciones a servicios, inspecciones a embarcaciones externas.  Todas las tareas asociadas a la seguridad y salud ocupacional en el área.

¿Cuáles son los desafíos a los que te ves enfrentada como mujer?

Los mayores desafíos son enfrentarme al machismo, debido a que trabajan puros hombres, y  muchas veces cuando es personal nuevo o personas que llevan mucho tiempo trabajando en la empresa, son reacios a acatar órdenes de una mujer.  Pero yo lo resuelvo comunicándome con ellos, preguntarles como están, estableciendo un vínculo con ellos más allá de lo laboral y con eso trabajamos mejor.

¿Qué características tienen las mujeres que consideras aportan al desarrollo de la compañía?

Somos más cercanas, más perceptivas, tenemos como un sexto sentido. Somos más detallistas y delicadas al momento de enfrentarnos  a una situación difícil, no somos tan bruscas ni vamos al choque tomamos como otras salida, como una especie de rol de mamá con cada uno de los trabajadores.

¿Qué podría ayudar para que más mujeres se incorporen en cargos como el tuyo?

En realidad la prevención la estudian más los hombres, por ejemplo cuando yo estudie, éramos sólo dos mujeres. Esta realidad hace que en el campo laboral haya menos mujeres.  Se debiera incentivar a las mujeres para que se formen en esta área,  porque las pocas que hay prefieren igual otro tipo de trabajo.

¿Cuesta mucho compatibilizar la vida laboral con la familia? ¿por qué?

Si cuesta por un tema del tiempo, porque es un trabajo muy demandante.

Karin Gómez Carrasco

Karin Gómez. (Fuente: Cermaq)Es jefa de Producción  en nuestra Planta en Chinquihue. Se desempeña hace seis años en la empresa. Ingeniero Civil Industrial con mención bioprocesos de formación. Esta mujer originaria de Panguipulli, tiene un hijo de 9 años y vive hace 10 años en Puerto Montt.

Daniel Santibáñez, gerente Planta Chinquihue, se refiere a Karin como una mujer súper profesional, preocupada de los detalles, y de satisfacer  las necesidades de las distintas áreas. “Es empática y mantiene buenas relaciones laborales con todos los equipos de trabajo en la empresa.  Cuando le pido alguna tarea, me da la confianza que la tendrá en el tiempo esperado y en la calidad requerida”.

¿Cuál es su ocupación actual en la compañía?

Dentro de la compañía yo traspaso el programa de proceso a la planta, tanto de los ingresos de  materia prima, y los productos que se elaboran, organizo en que turnos y en que líneas se elaborarán los diferentes productos, en base a los pedidos que envía el área logística.

¿Cuáles son los desafíos a los que te ves enfrentada como mujer?

Los mayores desafíos han sido convencer a las demás personas cual es la mejor manera de hacer las cosas, porque la gente que lleva tiempo trabajando, a veces son resistentes al cambio y cuesta que cambien la forma como ellos creen que se hacen las cosas. También la coordinación con todas las áreas, llegar a un consenso con los diferentes departamentos para lograr los objetivos, siempre es un desafío.

¿Qué características tienen las mujeres que consideras aportan al desarrollo de la compañía?

Creo que la estructura de trabajo, tener los temas ordenados, bien pauteados, el orden, el organizar meticulosamente las cosas.

¿Qué podría ayudar para que más mujeres se incorporen en cargos como el tuyo?

Hay un tema de confianza de las jefaturas en el trabajo que una pueda hacer y la relación que puedas generar con el resto de las personas. Entender que tenemos las mismas capacidades que los hombres. Además de vencer el prejuicio que por el hecho de ser mamá somos menos comprometidas, eso es sólo un prejuicio.

¿Cuesta mucho compatibilizar la vida laboral con la familia? ¿por qué?

Se llega a un consenso uno tiene que aprender a negociar con la familia y con el trabajo, postergar cosas en ambos lados. Hay que aprender no es algo que salga fácil.